La pesadez mental y de piernas ha provocado que el Celta haya hecho olvidar en una semana las buenas sensaciones con las que había arrancado La Liga. Los vigueses encadenaron su segunda derrota consecutiva después de no ser capaces de hacer frente a Osasuna en El Sadar (2-0). Los rojillos desarrollaron su plan tal y como lo había pensado Jagoba Arrasate. Intensidad, seriedad, un par de buenos centros laterales y alguna llegada en segunda línea fueron suficientes para tumbar a un conjunto celeste sin ideas en la primera mitad y sin fuerzas en la segunda. El golazo de Roncaglia pasados los veinte minutos puso al Celta contra las cuerdas y el de Calleri a un cuarto de hora del final lo envió a la lona.

Aterrizaba la expedición celeste en Pamplona con ganas de olvidar el choque del pasado jueves contra el Barcelona. Los vigueses querían recuperar las buenas maneras que les habían mantenido invictos durante las tres primeras fechas del calendario. Pero en El Sadar aguardaba otra trampa. Osasuna, que no disputó su encuentro entre semana contra el Granada debido al compromiso europeo de los andaluces, tuvo mucho más tiempo para preparar el partido y se notó. Mientras al Celta le pesaban las piernas a los osasunistas les sobraban fuerzas para llegar antes a la presión y para ganar casi todas las disputas. Consciente del cansancio acumulado, Óscar García hizo tres cambios en su once respecto al que había caído cuatro días atrás al dar entrada a Okay, Nolito y Baeza -que estrenó titularidad-, pero ninguno le dio esa chispa que le faltó ante el Barça.

Osasuna estuvo muy cómodo en el encuentro. En el primer tiempo no tuvo reparos en entregarle la pelota a un Celta incapaz de armar jugadas de peligro y en la segunda, con un rival que ya llegaba tarde a cada balón, jugó a placer. Los celestes, antes de desaparecer en la segunda mitad, tuvieron en Nolito su principal referencia. El gaditano lo intentó hasta en tres ocasiones con disparos sin maldad, muy fáciles para Sergio Herrera. Entre tanto, los navarros avisaban con un disparo de Íñigo López desde la frontal tras el rechace de un córner que se marchó muy cerquita del larguero. Las llegadas de jugadores rojillos a la frontal del área celeste fue una constante. En una de ellas apareció Facundo Roncaglia. El ex del Celta, a más de veinticinco metros de la portería, se acomodó la pelota para su pierna derecha y soltó un zurriagazo directo a la escuadra. Nada pudo hacer Iván Villar, sorprendido por un disparo que nadie salió a tapar.

El sesenta y pico por ciento de posesión con el que llegaron los celestes al descanso no les había servido para nada. El Celta movió el juego sin rumbo ni profundidad. Baeza no se sentía cómodo arrinconado en la banda derecha, los centrocampistas no encontraron ningún pasillo interior y Nolito y Aspas estaban demasiado lejos el uno del otro. Parecía que después de la charla de Óscar en el vestuario y la entrada de Emre Mor para estirar el flanco diestro podría cambiar algo, aunque todo se quedó en una bonita jugada de Aspas que Olaza, dentro del área, resolvió con un mal pase a los pies de un central rival.

A partir de ahí desapareció el cuadro vigués. La salida de Tapia del campo para dar entrada a Mina tampoco ayudó. Osasuna se hizo con la manija del juego que hasta entonces había entregado a los gallegos y se fue a por la sentencia. Y la encontró gracias a Jonathan Calleri. El argentino, al tercer remate claro del que dispuso, hizo diana. Fue en una acción en la que Roncaglia volvió a recibir solo dentro del área. El defensor le pegó a la pelota de cualquier manera con la suerte de que salió directa a la cabeza del delantero argentino. Los de Pamplona pudieron ampliar la brecha inmediatamente después con una llegada de Jony rechazada por Iván Villar.

El Celta pedía la hora en el momento que Óscar hacía debutar a otra de las perlas de A Madroa. El estreno del canterano Miguel Rodríguez, de 17 años, fue la única noticia positiva del partido para la afición viguesa. . Los de Óscar García se marchan al parón de selecciones necesitados de aliento y pendientes del cierre del mercado de fichajes, pero todavía con la tranquilidad que le dan los siete puntos sumados en el arranque de la competición.

Ficha técnica

Ficha técnica

Osasuna: Sergio Herrera; Roncaglia, Unai García (Adrián m. 90), David García, Íñigo Pérez; Rubén García, Oier (Nacho Vidal m. 83), Torró, Kike Barja (Jony, m.64); Calleri, Enric Gallego (Moncayola, m.64).

Celta: Villar; Mallo, Aidoo, Murillo, Olaza; Baeza (Mor, m.60), Okay, Tapia (Mina, m.73), Denis; Aspas, Nolito (Rodríguez, m.81).

Goles: Roncaglia 1-0 (m. 23), Calleri 2-0 (m.76).

Árbitro: De Burgos Bengoetxea (Comité vasco), asistido por Díaz Pérez Del Palomar y Nuñez Fernández. El colegiado vasco mostró amarilla Oier, Rubén García y David García por parte de Osasuna y a Tapia, Murillo y Miguel Rodríguez por parte del Celta.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada cinco de la Liga Santander disputado en el estadio de El Sadar.