Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El incierto futuro de Pione

El Celta no ve la hora de quitarse de encima al danés, que se ha reincorporado a los entrenamientos sin concretar su traspaso al Midtjylland, cada vez más complicado

Pione Sisto, en una reciente visita a la sede del Celta en la calle del Príncipe tras el fin del confinamiento.

Pione Sisto, en una reciente visita a la sede del Celta en la calle del Príncipe tras el fin del confinamiento. // Alba Villar

El Celta no ve la hora de quitarse de encima a CeltaPione Sisto El club vigués está harto de las excentricidades y salidas de tono del atacante danés, que ha dilapidado todas las oportunidades de redención que se le han brindado para convertirse en una constante fuente de problemas. Salga o no del equipo en este mercado (su futuro es ahora mismo una verdadera incógnita), su tiempo como celeste, al menos sobre el terreno de juego, parece contado. Al Celta se le ha agotado la paciencia.

El enfado del equipo celeste es mayúsculo y no es extraño después del último episodio protagonizado por el atacante en Dinamarca, adonde viajó la pasada semana para fichar por el Copenhague. El Celta había pactado el traspaso de Pione Sisto al conjunto danés por tres millones de euros y solo restaba que el futbolista alcanzase un acuerdo con el club. Pero a última hora, cuando todo parecía encarrilado, Sisto recibió una propuesta del Midtjylland, su equipo de toda la vida y decidió plantar al club de la capital, cuyo propietario había puesto a disposición del jugador un avión privado para trasladarlo hasta la capital danesa."Fuga" en pleno estado de alarma

La espantada de Pione, quien en pleno estado de alarma ya protagonizó otra sonada fuga para conducir 2.800 kilómetros por carretera desde Vigo hasta Copenhague saltándose el confinamiento sin informar al club, no hizo ninguna gracia al Celta, que no obstante confiaba en que el futbolista alcanzase un acuerdo con su ex equipo y perderlo definitivamente de vista. Pero el acuerdo no se produjo, al parecer porque el jugador decidió rechazar a última hora las condiciones económicas que le ofrecía el Midtjylland. Tras varios días de impasse, harto de esperar, el Celta ordenó al jugador regresar a Vigo. Sisto llegó a Peinador el pasado lunes y desde el aeropuerto se trasladó directamente hasta la instalaciones deportivas de A Madroa, donde fue sometido a un test PCR por los servicios médicos del Celta.

Tras dar negativo en la prueba, el atacante se reincorporó ayer a los entrenamientos a las órdenes de Óscar García a la espera de que se clarifique su futuro. La operación con el Mitdjylland no está rota, pero se ha complicado de forma notable y corre el riesgo de irse al traste, con el agravante de que sería muy complicado encontrar acomodo a Pione lejos de Dinamarca, donde el atacante goza aún de cierto predicamento.

El seleccionador danés, Kasper Hjulmand, al menos, lo considera recuperable. Pero el técnico, que ha obviado a Pione en las últimas convocatorias del combinando escandinavo, le aconseja que juegue en un equipo en el que pueda tener protagonismo. "Es un jugador muy bueno y lo ha hecho bien en la selección danesa antes, así que todos esperamos que encuentre un lugar donde pueda jugar continuamente y encontrar el camino de regreso a su nivel. Puede estar fácilmente en Dinamarca y en cualquier otro lugar. Realmente creo que todos esperamos que comience a jugar al fútbol", declaró ayer Hjulmand al diario Tipsbladet.

La cuestión, si finalmente no abandona Vigotras tantos episodios controvertidos. Ahora mismo parece improbable.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats