Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los refuerzos célticos salen a escena

El Celta arranca los amistosos de verano ante el Oviedo con los debutantes Vadillo, Tapia y Baeza, además del rescatado Emre Mor, para intentar mostar la "rapidez, la agresividad y el dinamismo" que reclama Óscar

Miguel Baeza, ayer, durante el entrenamiento matinal que el Celta celebró en A Madroa. // RCCV

Pendiente de los protocolos del coronavirus, el Celta inicia esta tarde en Balaídos (18:30 horas) el ciclo de amistosos de pretemporada ante el Oviedo con la novedad de la puesta en escena de los recién llegados Renato Tapia (Feyenoord), Álvaro Vadillo (Granada) y Miguel Baeza (Real Madrid Castilla). Las restricciones por la pandemia obligan a jugar sin público, que en esta ocasión podrá seguir el duelo por el canal Celta Media, a través de Youtube.

Además de la presencia de los tres refuerzos, la cita ofrece la posibilidad de ver en acción de nuevo con la camiseta celeste al turcodanés Emre Mor, que intenta convencer a Óscar García para quedarse en Vigo y que el club descarte su traspaso o cesión, como ocurrió la temporada pasada. Aunque todavía faltan muchas operaciones para cerrar la plantilla de la temporada 2020-21, el nuevo proyecto céltico echa a andar ante un rival de Segunda División al que no se enfrentaba desde hacía una década.

Tras el regreso a casa de los cedidos Jeison Murillo, Rafinha Alcántara, Filip Bradaric, Fedor Smolov y Pape Cheikh, el Celta se presenta hoy con tres piezas que pueden ser importantes para que Óscar García lleve adelante el proyecto de construir un equipo "rápido, agresivo y dinámico", como apuntó el técnico en su comparecencia pública del pasado viernes.

La rapidez se la puede ofrece un Álvaro Vadillo que brilló en el Granada que ascendió a Primera División y se asentó en la máxima categoría. El futbolista formado en la cantera del Betis dio por cerrado su ciclo en la ciudad nazarí y en Vigo intentará mostrar el talento, el desborde y el buen golpeo de balón que le llevó a debutar en la máxima categoría siendo un adolescente: fue el 27 de agosto de 2011, cuando le faltaban 16 días para cumplir los 17 años. Vadillo es un atacante diestro de banda, aunque habitualmente se mueve por la izquierda, de los que reclamaba el técnico catalán para abrir el campo. Con el vigués Diego Martínez mejoró en el juego de presión y en la intensidad.

La agresividad en el juego es una de las características del pivote peruano Tapia, con siete años de experiencia en el fútbol holandés. Contundencia, poderío físico e intuición son las principales características del pivote de 25 años que es internacional y que disputó el Mundial de Rusia con la selección andina. El Celta gana músculo en el centro del campo con un jugador que también se incorpora al ataque aprovechando su enorme despliegue físico.

Y el dinamismo que reclama Óscar García puede ofrecerlo el joven cordobés Baeza, un centrocampista zurdo que puede jugar como interior y en la mediapunta. La movilidad y el golpeo con su zurda son algunas de las cualidades del futbolista que destacó en el filial madridista después de disputar la UEFA Youth League con el club de Concha Espina. Un jugador que competirá por la titularidad con el canterano Brais Méndez.

Además de poder ver en acción por primera vez con la celeste a Tapia, a Vadillo y a Baeza, el partido contra el Oviedo ofrece el aliciente además de comprobar el grado de compromiso que ha adquirido Emre Mor, después de que el club le concediera una última oportunidad solicitada por un jugador de gran talento que fracasó en los tres años que lleva en el Celta.

La cita de esta tarde en Balaídos también permitirá ver en acción a un Iván Villar que se quedó solo en la portería del primer equipo, que baraja reforzar la portería ante las ausencias por lesión de Rubén Blanco y de Sergio Álvarez. Además estarán canteranos como Miguel Rodríguez, Lautaro, Losada, Carreira, Pampín, Fontán, Solís, Veiga, Ruly y Domínguez.

Compartir el artículo

stats