Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Celta vuelve al trabajo pendiente del primer amistoso del verano

Los jugadores del Celta regresan esta mañana a los entrenamientos en A Madroa después de disfrutar de jornada y media de descanso. El club intenta cerrar el primer partido amistoso del verano. En Oviedo apuntaban días atrás que el próximo miércoles jugarían en Balaídos a partir de las 19:30 horas contra el conjunto celeste. Sin embargo, desde A Sede apuntan que el acuerdo para este amistoso no está cerrado "al cien por cien". Como reconoció su presidente, Carlos Mouriño, LaLiga descartó que el Celta disputase dos partidos de pretemporada en Italia que ya tenía apalabrados, ante la escalada de positivos por coronavirus en ambos países.

Óscar García dirige a partir de hoy la tercera semana de entrenamientos del conjunto celeste, que continúa pendiente de al menos cuatro fichajes y la salida de una media docena de jugadores que no entran en los planes del entrenador catalán.

Los jugadores están convocados para volver esta mañana a las instalaciones de A Madroa, donde el sábado se celebró un partidillo de entrenamiento. Óscar García quiere que su equipo afronte ya algún amistoso. Ademas del Oviedo, se apuntó la posibilidad de enfrentarse al Sporting de Gijón y al Lugo.

El equipo ovetense ya anunció tres partidos para los próximos días. A la espera de que se confirme la cita del miércoles en Vigo, el sábado se enfrenta al Mirándés en el Tartiere. El 4 de septiembre recibe al Athletic Club y un día después viaja al Toralín para jugar ante la Ponferradina.

Compartir el artículo

stats