Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La dirección deportiva perfila los descartes

Una de las primera tareas que tiene por delante la dirección deportiva es la de dar salida a los futbolistas que no entran en los planes del entrenador, Óscar García. El club espera recibir estos días el informe del técnico acerca de las necesidades de la próxima plantilla, pero en el departamento que dirige Felipe Miñambres ya han decidido algunas de las salidas que se contemplan este verano.

El Celta no cuenta con ninguno de los jugadores que ha tenido cedidos en otros equipos el pasado ejercicio: Emre Mor, Jozabed Sánchez y David Costas, pues la pasada semana anunció un acuerdo de rescisión de contrato con el lateral esloveno Rober Mazan. Mor, por quien el Celta pagó 12,5 millones de euros hace tres veranos y al que restan aún dos años de contrato, ha completado otro decepcionante peregrinaje esta temporada, primero en el Galatasaray y desde enero en el Olympiacos, sin ningún protagonismo. Tras dos años dando tumbos, al Celta le va a costar no ya recuperar algo de la inversión realizada por el futbolista, sino encontrar un equipo que lo quiera. Tampoco Jozabed Sánchez, con poca participación en Segunda con el Girona, tiene sitio en el Celta, que volverá a intentar recolocarlo, sin descartar la posibilidad de rescindir el año de contrato que le resta.

El caso de David Costas es diferente, pues el Almería, que va a disputar play-off de ascenso, deberá comprar obligatoriamente al redondelano si alcanza la Primera División.

Otro de los que ya se ha decidido que no siga es Pione Sisto. El club está harto de las extravagancias y faltas disciplinarias del atacante danés, cuyo contrato expira en junio del próximo año. Como en el caso de Mor, la depreciación sufrida por el futbolistas en los dos últimos años dificulta su salida.

El informe del técnico que espera el club va determinar, en buena medida, lo que ocurra con jugadores como David Juncà, prácticamente inédito por una sucesión de lesiones;o Juan Hernández, con muy poco protagonismo, a pesar de sus diferentes características y de la necesidad de gestionar el cansancio en los últimos partidos.

Compartir el artículo

stats