19 de julio de 2020
19.07.2020
Faro de Vigo
Espanyol 00Celta

Triste permanencia

Noche de transistores en Vigo: los celestes, que se jugaban la vida, fueron incapaces de inquietar al Espanyol - El Leganés se quedó a un solo gol de mandar a los célticos al abismo

19.07.2020 | 23:12

El Celta se asomó al borde del abismo y esperó. Esperó a que fuesen otros los que le agarrasen o le empujasen, incapaz de adueñarse de su propio destino y del de toda una afición que sufrió lo indecible con un ojo en Cornellà y otro Madrid. Solo había que ganar ante el colista. O al menos marcar un gol para mandar un mensaje al otro escenario en el que se disputaba la permanencia. Pero otra vez, la nada. El encuentro de los celestes frente al Espanyol fue la continuación de lo visto en las últimas jornadas: inoperancia, ansiedad y falta de un plan desde el banquillo. Y mientras el pánico cundía en las filas del Celta el Leganés achuchaba al Real Madrid espoleado por el gol del empate en los compases finales. El celtismo no sabía a qué pantalla mirar. El desenlace podría ser fatal. Pero los marcadores no se movieron. La agonía se tornó en alivio con el pitido final de Butarque. El Leganés no empujó al Celta al abismo, pero estuvo muy cerca. Demasiado.

El resumen del Espanyol - Celta, último partido de la tepmoradaLaLiga

Los celestes acudieron al campo del Espanyol atenazados por las urgencias. La clasificación, el mal juego, el cansancio, la enfermería... Todo jugaba en su contra menos una cosa: dependían de sí mismos para quedarse en Primera. Había que ganar al colista o en el peor de los casos esperar a que el Leganés no le ganase al Real Madrid. La tranquilidad de saber que tenía la sartén por el mango debería haber sido suficiente para que el Celta revirtiese todo lo malo sucedido en este último tramo de temporada y acabase LaLiga sin sobresaltos. Pero eso no va en el ADN del conjunto celeste. Había que sufrir hasta que a todos los aficionados se les saliese el corazón del pecho.

El plan inicial de Óscar García consistió en esperar. Intentar crecer con la posesión, alejar el juego de la portería de Iván Villar y no asumir riesgos. Una falta de ambición que no tardó en aprovechar el Espanyol, que sin necesidad de florituras logró poner un par de balones a Wu Lei para que probase fortuna dentro del área. Por suerte para el Celta, todos los disparos del atacante chino se fueron desviados. Entre tanto, los vigueses seguían mostrando su versión más contemplativa, quizá algo relajados porque sabían que Sergio Ramos había adelantado al Madrid en Butarque.. Nadie daba un paso adelante. A todos les quemaba la pelota en las botas mientras enlazaban un pase intrascendente tras otro. La presencia de Pione Sisto y Brais Méndez en el once condicionada por las bajas de Rafinha y Nolito no le dieron al equipo el vuelo y la verticalidad que un partido a vida o muerte necesitaba. Tampoco hubo intensidad.

El gol del Espanyol anulado por el VARLaLiga

El Celta pasó de puntillas por la primera mitad
y se fue al descanso con el susto en el cuerpo porque el árbitro anuló un gol a Embarba que previamente había dado como válido. La jugada venía precedida de un rebote en el propio colegiado que había impedido a Bradaric hacerse con el balón, así que tras visionar el lance en la banda, Cordero Vega rectificó su decisión. Y esa no fue la única señal de alarma para que los vigueses reaccionasen. Desde la grada llegaban noticias de que el Leganés había igualado su partido antes del intermedio.

El descanso tendría que haber servido a Óscar García para templar los nervios de sus jugadores, pero no fue así. Aunque en los primeros compases de la reanudación trataron de apretar al Espanyol un poco más arriba, el encuentro entró de nuevo en una dinámica de errores. Seguía sin pasar nada. Al menos los suplentes vitoreaban desde la grada que el Madrid había vuelto a ponerse por delante.

Los jugadores del Celta conocen el resultado del Leganés LaLiga

A falta de veinte minutos el Celta sí que subió una marcha. Tres acciones consecutivas con Pione Sisto e Iago Aspas como protagonistas hicieron intervenir por primera vez a Oier Olazábal. Parecía que espabilaba el Celta pero enseguida volvió la histeria porque el Leganés había conseguido el empate nuevamente y todos sabían que otro tanto de los pepineros mandaba a los de Vigo al hoyo. Y con nervios este Celta no funciona. Lo ha demostrado una vez tras otra desde la derrota en Mallorca. Los celestes ya no tenían nada que perder. La derrota le servía para lo mismo que el empate si el Leganés marcaba el tercero. Pero el Celta no fue capaz de tirar de orgullo e irse a por la victoria. El Espanyol se hizo con la pelota ante los problemas que tenía el Celta para dar dos pases seguidos. Las piernas de los celestes temblaban mientras cada aficionado, en su casa, se quedaba sin uñas que morder. En el último minuto de los seis de añadido Aspas se fue solo. Ahí estaba la tranquilidad. Ahí estaba el de Moaña para escribir otra página de su historia color azul celeste. Pero falló. Su disparo se fue lamiendo el palo. Una ocasión que pudo haber costado el descenso si a la vez, en otro estadio a 500 kilómetros, Óscar Rodríguez hubiese marcado.

Termina LaLiga con el Celta salvado. Se acaba una temprada que empezó con la ilusión de la operación retorno y que casi termina en tragedia. Toca recapacitar y reconstruir la moral de este equipo. Toca afinar y restaurar la ambición de una plantilla confeccionada para pelear por metas más altas. Toca acertar, de una vez por todas, con los fichajes y con un proyecto que se consolide a largo plazo. Pero por encima de todo, toca descansar. Al menos hasta septiembre.

Ficha técnica

Espanyol: Oier; Pipa, David López (Naldo, min.80), Cabrera, Dídac; Pol Lozano, Marc Roca (Víctor Sánchez, min.77), Melendo (Vargas, min.22), Nico (Pedrosa, min.79); Embarba y Wu Lei (Campuzano, min.71).

Celta: Iván Villar; Hugo Mallo, Murillo, Aidoo, Olaza; Beltrán (Jacobo, min.87), Bradaric (Okay, min.77); Brais Méndez (G. Fernández, min.85), Santi Mina, Sisto (Cheikh, min.87) y Aspas.

Árbitro: Cordero Vega (comité cántabro). Amonestó a Bradaric (min.25), Olaza (min.65), Dídac (min.88), Jacobo (min.89) y a Embarba (min.90).

Incidencias: partido correspondiente a la trigesimoctava jornada de LaLiga Santander disputado en el RCDE Stadium

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas