10 de julio de 2020
10.07.2020
Faro de Vigo

Luz verde a la contratación de las obras de Marcador

Caballero espera adjudicar en noviembre la reforma, que durará 18 meses

10.07.2020 | 01:19
Vista lateral del aspecto que tendrá la nueva grada de Marcador.

La Junta de Gobierno del Concello de Vigo aprobó ayer el expediente de contratación de las obras de la nueva grada de Marcador del estadio de Balaídos. El presupuesto base es de 16.650.000 euros, la obra debería quedar adjudicada en noviembre y el plazo de ejecución se establece en 18 meses. "Damos un paso adelante con una inversión excepcional.Será un factor de tirón del empleo en la ciudad a través de la obra pública", asegura el alcalde, Abel Caballero.

El regidor incluyó este proyecto dentro del plan de reconstrucción económica que presentó ayer y que cifra en 1.000 millones de euros, 250 de ellos en obra pública. Con Marcador se abre, de hecho, este programa porque "está maduro para la contratación".

En ese expediente aprobado por la Junta de Gobierno se detalla que los 16.650.000 euros de presupuesto se financiarán a partes iguales por Concello y Deputación de Pontevedra. "Cero euros el club y cero euros la Xunta de Galicia", comentó Caballero. "Se abre el proceso de licitación para el contratista. Preveemos adjudicar la obra en el mes de noviembre, salvo algún recurso o algún imponderable".

Plazos de ejecución

Aunque el plazo de ejecución es de 18 meses, una parte del pago se realizará en la entrega de la obra, "que siempre es un poquito más tarde". El coste se distribuirá en tres partidas anuales: 5.880.000 euros en 2020, 7.225.000 en 2021 y 3.545.000 en 2022..

La reforma de Marcador, que tendrá 6.418 butacas (2.791 en la zona alta y 3.977 en la zona baja), incluye demoler la cubierta y construir la nueva, adaptar los espacios interiores, aseos, usos propios del estadio, instalaciones, zona comercial, acceso a través de zona porticada, ocho ascensores, cuatro plantas y una nueva iluminación que supondrá la eliminación de las actuales torres exteriores, a las que Caballero se refirió como "esa cosa terrible, un horror".

Adicionalmente se incluye la actuación y mejora de butacas en Río Bajo. "Lo habíamos acordado con las peñas del Celta", recuerda Caballero. Se retirarán cinco filas para ganar entre 15 y 18 centímetros de espacio.

"Seguimos adelante con el proceso de la reforma del estadio de Balaídos, Y seguimos adelante con la negativa de la Xunta de Galicia del señor Feijóo de pagar un solo céntimo en el estadio de Balaídos, Eso sí, a las gradas y al palco a ver el partido vienen encantados. Pagar el estadio, cero patatero. Menuda Xunta que tenemos", se quejó Abel Caballero, que conminó a Feijóo a explicar "por qué se quiere llevar las superficies comerciales a Mos, arruinando el pequeño comercio de Vigo" y no quiso poner fecha a la finalización de la reforma de Balaídos -después faltaría Gol-. Solo anticipó: "Yo voy a ser alcalde de Vigo unos doce años más al menos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook