30 de junio de 2020
30.06.2020
Faro de Vigo

Un Celta en su mejor racha busca cerrar en Mallorca su salvación

Los celestes afrontan otro duelo decisivo con la vuelta de Olaza y la presencia de Sisto en una lista de convocados en la que no aparecen Mallo y Beltrán, por lesión

30.06.2020 | 00:35
Beltrán, con un vendaje en la pierna derecha, Jorge Sáenz, Iago Aspas y Pione Sisto, ayer, en A Madroa.

El Mallorca espera con temor a un Celta que viene de cosechar excelentes resultados tras la vuelta a la normalidad. El equipo balear se juega muchas de sus opciones de evitar el descenso. Hace apenas quince días, bermellones y celestes peleaban por la decimoséptima plaza con dos puntos de diferencia a favor de los segundos. Esa distancia se ha incrementado hasta los ocho puntos cuando restan 18 por jugarse, por lo que el partido de hoy en el Visit Mallorca Estadi (19:30 horas, Movistar LaLiga) adquiere una importancia enorme: un triunfo de los célticos garantizaría probablemente su permanencia, mientras que su rival se quedaría ya sin apenas margen de maniobra para sobrevivir en la máxima categoría.

Un duelo a vida o muerte espera hoy a un Mallorca cuyo entrenador, Vicente Moreno, intenta animar a su plantilla recurriendo a las matemáticas. Sin embargo, al equipo mallorquín le resultará casi imposible salir del pozo si hoy falla ante un Celta con la moral por las nubes pese a dejar escapar en la última jugada la victoria ante el Barcelona, aunque ha encadenado cuatro jornadas sin perder, en las que sumó 8 de los 12 puntos en juego. En este tramo del campeonato, el Mallorca solo ha conseguido un empate en casa ante el Leganés, que comparte con el Espanyol los últimos lugares de la tabla clasificatoria y de los que el Celta quiere olvidarse definitivamente. Para ello, buscará la segunda victoria consecutiva a domicilio, después de sorprender la semana pasada a la Real Sociedad en Anoeta. Ese partido servirá de referencia para los célticos, que no caen a domicilio desde el 1 de febrero pasado, tras el gol del valencianista Carlos Soler en Mestalla. A partir de ahí, los de Óscar García empataron en casa de Real Madrid, Granada, Getafe y Valladolid, además de llevarse los tres puntos en San Sebastián.

La principal novedad en la lista de convocados del Celta es la presencia de Lucas Olaza, de quien su agente apuntaba ayer que estaría afrontando el último partido con el Celta al concluir el plazo de cesión sin que el club vigués ejecutase la opción de compra. En A Sede confían en llegar a un acuerdo con Boca Juniors para que el lateral uruguayo complete la temporada en Vigo y negociar a continuación su fichaje. Unas molestias físicas dejaron a Olaza fuera de la lista ante el Barcelona. En esa ocasión, Óscar García volvió a recurrir a una defensa con tres centrales para intentar frenar a Messi, Suárez y Ansu Fati.

Se espera que junto al uruguayo aparezcan de nuevo en el once de Óscar García Jeison Murillo y Rafinha Alcántara, dos de los responsables de la transformación del equipo vigués en las últimas semanas, tras reiniciar LaLiga con un tropiezo ante el Villarreal en Balaídos.

El técnico catalán podría recurrir de nuevo a una línea de cuatro defensas, con Kevin y Olaza en los costados, mientras que Murillo y Araújo formarían la pareja de centrales. Aidoo contaría con más opciones de repetir como titular si el Celta se presenta en Mallorca con una defensa de cinco, aunque cuenta con menos opciones esta alternativa teniendo en cuenta que el rival de hoy solo juega con Budimir en punta y con una línea de tres centrocampistas por detrás del delantero croata, máximo goleador de su equipo con diez tantos.

Con Rafinha en la medular, suplente ante el Barça para repartir sus esfuerzos, Óscar García podría decantarse por la fortaleza de la pareja Bradaric-Okay para intentar superar a una línea rival en la que Baba ejerce de mediocentro acompañado de Fabe o de Salva Sevilla.

En el ataque céltico estará el goleador Iago Aspas y posiblemente Mina, como alternativa a un Smolov que fue titular el sábado. Denis Suárez, otro de los destacados en las últimas jornadas se movería por el costado izquierdo y colaboraría además con el centro del campo.

Sin Hugo Mallo y Fran Beltrán, por lesión, entre los 25 convocados aparece un Pione Sisto que fue descartado para los dos anteriores compromisos de LaLiga, Óscar García vuelve a contar con Jacobo González, que debutó en Primera ante el Barça por la baja de Olaza. Con el atacante madrileño también viajan sus compañeros en el filial Fontán, Bermejo y Rosic.

El técnico mallorquinista, Vicente Moreno, mantiene la esperanza de revertir la complicadísima situación deportiva de su equipo, que viene de caer por 3-1 en San Mamés después de dejar una buena imagen en Valdebebas, pese a sumar otra derrota a domicilio.

El equipo más vulnerable de la competición, con 55 goles en contra, se muestra más fiable en casa, donde obtuvo 21 de los 26 puntos. Sin embargo, la pandemia no ha sentado bien al conjunto balear, que dejó una pobre imagen en San Mamés, sobre todo en actitud y confianza. Su resurrección pasa por el japonés Takefusa Kubo, cedido por el Real Madrid. El joven centrocampista ha sido el más destacado de su equipo en las últimas jornadas, convirtiéndose además en el gran referente ofensivo de su equipo, muy por encima del colombiano "Cucho" Hernández, el marfileño Lago Junior o el croata Ante Budimir.

Otro jugador bermellón, Luka Romero, la joya de la cantera balear que hizo historia al debutar con 15 años y 219 días en la LaLiga ante el Madrid, puede que tenga algunas opciones de jugar frente al Celta.

La sequía goleadora tras el parón también es motivo de preocupación para Moreno. Sus jugadores han marcado dos goles en cinco partidos y ambos fueron a balón parado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook