23 de mayo de 2020
23.05.2020
Faro de Vigo

Mouriño cree que la crisis impedirá al Celta abordar fichajes de 15 millones

Admite que el club sigue a los mexicanos Antuna, Arteaga, Angulo y Jonathan González

23.05.2020 | 00:57
Carlos Mouriño y Antonio Chaves, junto a Murillo y con Okay en el suelo. // Ricardo Grobas

Las pérdidas por la pandemia del coronavirus podrían echar por tierra los planes del Celta de retener para la temporada que viene a jugadores cedidos como Rafinha Alcántara, Jeison Murillo y Fedor Smolov, que también gustan al entrenador Óscar García, además de que los propios interesados se dejan querer y parecen dispuestos a prolongar su estancia en Vigo. En una entrevista en la ESPN, el presidente céltico, Carlos Mouriño, deja caer que para el curso que viene el club no podrá hacer frente a fichajes de unos 15 millones de euros. Esa es la cantidad aproximada que el Barcelona y la Fiorentina pedirían por Rafinha y por Murillo, respectivamente. "Ese es muchísimo dinero", dijo el dirigente céltico en el canal mexicano, para el que desveló nombres de jugadores de esa liga que sigue el Celta.

"Nos gustaría tener jugadores mexicanos. Seguimos a través de nuestros ojeadores a varios de ellos. Ojalá pudiera venir alguno. Tenemos varios en cartera, como Uriel Antuna (medio del Chivas), Arteaga (defensa de Santos Laguna), Jonathan González (medio de Monterrey), Jesús Angulo (defensa de Atlas)", apuntó Mouriño, mientras subrayaba que "los 15 o 16 millones de euros que piden por alguno de los cedidos es muchísimo dinero para nosotros". El dirigente céltico recordó la crisis que provocará la pandemia de la Covid-19. "Todos estamos metidos en un problema económico bastante grande, aunque estamos muchísimo mejor que otros equipos".

De hecho, en otras declaraciones recientes, Mouriño cifró en unos 15 millones de euros las pérdidas en esta temporada y en unos 10 millones en la próxima. El nuevo escenario, sin público en los partidos y con el descenso en los ingresos por derechos televisivos, publicidad y esponsorización, el Celta tendrá que revisar el plan para intentar retener en Vigo a Rafinha, Murillo y Smolov.

Abordó el dirigente del Celta la posibilidad de invertir en el fútbol mexicano. "Me encantaría, pero en equipos que dependieran de una gestión profesional, con gente del fútbol". Y apuntó que le ofrecieron "un par de posibilidades de franquicias".

Algunas de las preguntas se centraron en el central céltico Néstor Araújo, internacional con México, y al que Mouriño dedicó halagos. "Araújo es una grandísima persona. Si fuera por el club, si solamente fuera el interés del club, tiene muchos años para quedarse con nosotros". A pesar de mostrarse satisfecho con el rendimiento del zaguero, el presidente céltico no cerró la puerta a un posible traspaso. "Siempre nos hemos caracterizado por apoyar a los jugadores. Si hubiera alguno de los grandes equipos de Europa que quisiera a Araújo, y él se quisiera ir, estaremos siempre para apoyar al jugador, siempre, en todos los casos", dijo Mouriño.

El presidente acudió ayer a las instalaciones deportivas de A Madroa para presenciar el entrenamiento del primer equipo y charlar con el cuerpo técnico. Mouriño estuvo acompañado por el director general del club, Antonio Chaves, y el director deportivo, Felipe Miñambres, a los que se vio charlar con el cuerpo técnico que lidera Óscar García Junyent mientras uno de los grupos se ejercitaba sobre el césped. La plantilla volvió a trabajar en grupos, en otra exigente sesión de trabajo físico en la primera parte del entrenamiento, para finalizar con rondos y diversos ejercicios con el balón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook