Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El terror de Los Cármenes

Iago Aspas le ha marcado seis goles al Granada en siete enfrentamientos con los nazaríes en Primera División

Iago Aspas celebra un gol con el Celta. // Ricardo Grobas

Iago Aspas celebra un gol con el Celta. // Ricardo Grobas

Acaso porque la afición nazarí puso en 2011 precio a su cabeza antes del segundo asalto de la promoción de ascenso o quizá por el disgusto que supuso quedarse a las puertas de un objetivo tan largamente perseguido, Iago Aspas ha convertido en estos años al Granada en una de sus víctimas preferidas. El goleador moañés volverá esta semana a Los Cármenes en un partido clave para los celestes, que aspiran a prolongar ante uno de los equipos revelación del curso la buena racha de resultados firmada en las últimas tres jornadas. Y Iago Aspas, por encima de cualquier otro jugador del plantel, se presenta como la principal amenaza a la que deben hacer frente el conjunto que dirige el vigués Diego Martínez.

Nada menos que seis goles en siete partidos en Primera División, le ha marcado al Granada el goleador celeste. A esta media docena de dianas hay que sumar otra en la Copa del Rey con el Sevilla y una más en uno de los enfrentamientos en Segunda División, en Balaídos, que concluyó con empate a un gol.

En la máxima categoría, Aspas se ha cebado con el Granada, aunque sus dos primeros goles, uno por partido, no evitaron la derrota celeste ante los nazaríes en los dos primeros enfrentamientos en el regreso a Primera, que equipo vigués perdió por idéntico resultado: 2-1.

Desde entonces, el moañés solo ha perdido un partido contra los andaluces, precisamente el jugado en Balaídos en septiembre pasado. En otros tres enfrentamientos, Aspas ha conducido al Celta a la victoria.

En el curso 2015-16, de regreso a Vigo, el morracense anotó el segundo de los goles -el otro lo marcó Fabián Orellana- que dieron al a los celestes el triunfo en Los Cármenes (0-2) y marcó un doblete que decidió el choque disputado en Balaídos.

La siguiente temporada solo se enfrentó a los nazaríes en Balaídos, donde el conjunto dirigido por Eduardo Berizzo firmó una cómoda victoria con tantos del moañés, Theo Bongonda y Pape Cheikh.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats