16 de febrero de 2020
16.02.2020
Real Madrid22Celta

Este Celta nunca se rinde

Los de Óscar García volvieron a mostrar un nivel muy superior a la posición que ocupan en la tabla

16.02.2020 | 23:43



Empate de oro del Celta en un feudo casi inexpugnable, donde el Real Madrid, que sigue primero en LaLiga, solo había cedido tres empates hasta la fecha y, para más inri, donde los vigueses llevaban 14 años sin rascar ni un solo punto. Una igualada que significa mucho más para los de Óscar García, ya que supone comenzar una buena dinámica que por el momento les sirve para salir del descenso. Por si fuera poco, el ariete fichado para revertir la situación de cara al gol, Fedor Smolov, desplegó un gran nivel y rompió el hielo en el inicio del duelo. Los blancos, con un claro protagonismo de los centros al área, acecharon a los vigueses hasta el final con continuas arremetidas.

Cuando todavía se debatía qué debía hacer el Celta en el antiguo Chamartín, Smolov disipó cualquier género de duda con el primer tanto en el minuto 7: pase milimetrado de Iago Aspas a unos metros fuera del centro de la caseta capitalina que el ruso conectó a un lado de la portería de Thibaut Courtois.

Las buenas sensaciones vividas en el éxtasis final ante el Sevilla se prolongaron a una primera mitad donde los de Príncipe demostraron de todo menos miedo. Tras abrir la lata, el Madrid se volcó el ataque con un fútbol austero a base de balones colgados que no resultó durante el primer asalto con Eden Hazard -que volvía tras 80 días en el dique seco- como una de las lanzas más insistentes.

Penetraciones sin convicción, amén de un disparo peligroso de Casemiro, que no pudieron derrocar la zaga de cinco -tres centrales y dos carrileros- que preparó García para amilanar las ansias locales. La más clara la tuvo Gareth Bale al filo del descanso tras una buena combinación enhebrada por Karim Benzema y el reaparecido belga. Pero sin duda, el cuchillo lo sacó Joseph Aidoo con un testarazo en el 44 menospreciado finalmente por el arquero, pero que bien pudo dilatar la distancia.

Las mejores imágenes del encuentro. // Sergio Pérez (REUTERS) | Chema Moya (EFE)

Tras la reanudación, comenzó el rocanrol. En el minuto 52, los madridistas consiguieron tumbar la red defensiva con un disparo colocado dentro del área de Toni Kroos -otra vez y ya van 6 al Celta de sus 14 goles de blanco- a pase de Marcelo, previa internada por el flanco izquierdo.

Los de Zidane no cedieron en su afán de levantarle la ilusión a un Celta al que a cada minuto le temblaban más las piernas, no de pavor, ni mucho menos, sino de cansancio. Y así fue. En el 64, Rubén Blanco cometía un penalti infantil a Hazard cuando este ya daba por perdido el cuero en la línea de fondo. Zancadilla abajo y pena máxima que acabó transformando Sergio Ramos, quien se enfundó el traje de pistolero en no pocas ocasiones, disparando duro a la derecha del meta mosense. Los célticos combinaron en varias fases del choque buscando una vía donde meter la inyección con un Rafinha intratable como doctor, y acabó vacunando.

Otro Celta no habría creído en morder en segunda instancia a todo un líder en su propio hogar, pero este sí. De nuevo regresó el aliento respirado ante el conjunto de Julen Lopetegui y los minutos finales ahora sí son de color celeste. Denis Suárez, el renacido, sirvió en bandeja una asistencia a Santi Mina que solo él vio, recogió el guante el vigués y lo enchufó al lateral de la puerta para poner el broche de locura con sello A Madroa en el 86 y con el que se llegó al ocaso de la batalla. Tras el sufrimiento, arribó la gloria con una celebración conjunta entre jugadores y los cerca de 1000 aficionados desplazados a la capital para aupar a los suyos. 90 minutos que sirvieron asimismo para frenar la falta de pegada con dos zarpazos en un total de tres tiros a puerta. 



Los de Óscar García duermen fuera del pozo, suman 21 puntos, los mismos que el Mallorca, el primero en las casillas rojas de la tabla. El Eibar, el siguiente en discordia, llega a los 24, aunque con un partido menos, suspendido esta tarde por la contaminación causada a raíz del incendio en el vertedero de Zaldibar. La próxima cita, una quedada a vida o muerte ante el Leganés, el penúltimo de la competición doméstica con 19 en su cajón.

Ficha técnica


2 - Real Madrid: Courtois; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos (Modric, m.81), Valverde; Bale (Mendy, m.84), Hazard (Vinicius, m.73) y Benzema.

2 - Celta: Rubén; Kevin Vázquez ( Pione Sisto, m.55), Aidoo, Murillo, Araujo, Olaza; Rafinha, Okay, Bradaric (Santi Mina, m.83); Iago Aspas y Smolov (Denis Suárez, m.70).

Goles: 0-1, m.7: Smolov. 1-1, m.52: Kroos. 2-1, m.65: Ramos de penalti. 2-2, m.86: Santi Mina.

Árbitro: Alberola Rojas (Comité Castellano-Manchego). Amonestó a Bale (m.72) y Carvajal (m.74) por el Real Madrid; y a Olaza (m.56) y Okay (m.76) por el Celta.

Incidencias: encuentro de la vigésima cuarta jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 72.000 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria del periodista David Gistau.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook