Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuando ganar supone la supervivencia

El Celta mejora en el juego pero no lo traduce en resultados - Le esperan 16 "finales" para evitar el descenso

Iago Aspas arma el disparo en el partido del sábado en Mestalla ante el Valencia. // Carla Cortés

Iago Aspas arma el disparo en el partido del sábado en Mestalla ante el Valencia. // Carla Cortés

El Celta se aferra al buen juego que ha desplegado en las últimas jornadas de LaLiga para rearmarse de optimismo ante el complicado reto de evitar el descenso en las dieciséis jornadas que le restan de campeonato. Tras acumular dos meses sin ganar, en las dos próximas semanas le esperan el Sevilla en Balaídos y el Real Madrid en el Bernabéu, dos muros ante los que tendrá que intentar superar la decimonovena plaza que ocupa después de sumar 17 puntos de los 66 disputados. Ganar se ha convertido en lo único importante para el equipo de Óscar García, quien no ha mejorado los números de Fran Escribá, su antecesor. Colegas de profesión de ambos como Mendilibar y Celades despedían con elogios al Celta después de que el Eibar se llevase de Vigo un empate sin goles y el Valencia lograse el sábado un triunfo inesperado en casa ante un rival que lo tuvo contra las cuerdas pero al que le faltó pegada.

Más competitivo, pero...

Después de cerrar un 2019 gris, el Celta se propuso para el nuevo año elevar el nivel competitivo para no meterse en problemas clasificatorios al final del curso por segundo año consecutivo. Aunque el conjunto celeste no gana desde noviembre, en el arranque de 2020 ha sumado tres empates (Osasuna, Athletic Club y Eibar) y, sobre todo, ha mostrado una importante mejoría en el juego colectivo. El gol es la asignatura pendiente, a pesar de la nómina de goleadores en su plantilla. Y en uno de los mejores partidos de la temporada, llegó la derrota ante el Valencia. Volvió a fallar ante la portería rival y se vio sorprendido en el último cuarto de hora con un gol de Soler. Los célticos regresaban a casa perplejos: habían realizado un buen partido, pero sumaban cero puntos y caían un puesto en la tabla clasificatoria.

Colista en goles

Los 17 goles del Celta en 22 jornadas le sitúan como el equipo con peores registros de la categoría. En Mestalla encadenó el segundo partido sin marcar. Es la novena jornada del campeonato en la que no encuentra la portería rival. Eso convierte a los célticos en el equipo menos goleador, por detrás de Espanyol, Leganés y Valladolid, con 18. El curso pasado, los celestes acumulaban el doble de aciertos a estas alturas de curso. Maxi Gómez y Aspas eran rematadores de éxito. Sin el uruguayo, el moañés ha perdido eficacia y el equipo no encuentra un relevo para el ahora valencianista,

como tres décadas atrás

El Celta solo ha sumado tres victorias. Para encontrar un balance tan pobre de triunfos a estas alturas del campeonato hay que retroceder tres décadas. En el curso 1989-90, el conjunto celeste también sumaba las mismas victorias que ahora en la vigésimo segunda jornada de LaLiga. Estos dos registros solo los empeoró el equipo vigués en la temporada 1943-44, en la que solo pudo conseguir dos triunfos en los mismos partidos disputados. Ningún otro equipo del actual campeonato presenta peores números. El Espanyol, con dos puntos menos que el Celta, también obtuvo tres triunfos.

setenta días sin ganar

El 24 de noviembre se produjo la última victoria del Celta en este curso. Fue en Villarreal (1-3), en el segundo partido que dirigía Óscar García a los célticos. Desde entonces, el conjunto vigués acumula setenta días sin ganar, con 5 empates (Valladolid, Mallorca, Osasuna, Athletic Club y Eibar) y 3 derrotas (Leganés, Levante y Valencia). El técnico catalán no mejora los resultados de su antecesor. Con Escribá, el Celta sumó 9 puntos en 12 jornadas. Óscar García lleva 8 puntos en 10 compromisos.

Aspas, sin acierto en 2020

El máximo goleador del Celta no ha podido celebrar ningún tanto en lo que va de 2020. En los cuatro duelos del nuevo año, los célticos solo han visto puerta en dos ocasiones: Mina ante Osasuna y Rafinha contra el Athletic Club. Aspas, que acumula 7 tantos, se ha quedado rezagado en la pelea por el Trofeo Zarra al máximo goleador español de LaLiga. El moañés obtuvo ese premio en las tres últimas temporadas. El curso pasado se perdió once partidos por lesión y regresó para salvar al Celta del descenso. En los nueve últimos partidos que jugó, la estrella de Moaña anotó 10 goles.

dos muros a la vista

Enero pasó para el Celta sin victorias (una derrota y tres empates). El calendario se le presenta complicado en el arranque de febrero. Le esperan dos equipos que pelean por los primeros puestos de la clasificación, con gran potencial. El domingo que viene visita Balaídos el Sevilla. Una semana después, los célticos se medirán al Real Madrid en el Bernabéu. En la primera vuelta, el ahora líder ganó 1-3 en Vigo. Los sevillistas cedieron un empate en el Pizjuán en agosto (1-1).

Compartir el artículo

stats