Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La necesidad de golpear primero

El Celta cuenta por victorias los tres encuentros en los que se ha adelantado en el marcador

Los jugadores del Celta celebran un gol de Aspas ante el Villarreal. // Doménech Castelló

Los jugadores del Celta celebran un gol de Aspas ante el Villarreal. // Doménech Castelló

El que pega primero, suele decirse, pega dos veces. Tan combativo axioma puede aplicarse a pies juntillas esta temporada al Celta, que ha ganado los tres partidos en los que se ha adelantado en el marcador a su rival y solo ha puntuado en dos en los que su adversario ha golpeado primero. Así ha ocurrido en la segunda jornada contra el Valencia, en la octava frente al Athletic; y en la última visita al campo del Villarreal, donde el Celta puso fin el pasado domingo a una racha negativa sin ganar como visitante que se prolongaba desde hace casi un año.

Los otros tres puntos que los celestes contabilizan en su casillero corresponden a los empates logrados frente a Sevilla, Espanyol y Atlético de Madrid. En los dos primeros fue el rival el que abrió el electrónico y el Celta enjugó su desventaja, casi de inmediato contra los nervionenses con un gran gol de Denis Suárez a pase de Mina, y de forma agónica frente a los pericos con un certero cabezazo al fondo de las mallas del delantero vigués tras un saque de esquina.

El partido contra el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano se saldó con un empate sin goles. El duelo frente a colchoneros concluyó sin que se moviese el electrónico y ha sido uno de los tres, además de los triunfos frente al Valencia y el Athletic Club, en los que el equipo vigués ha sido capaz de mantener esta temporada su portería a cero.

Las primeras partes de los partidos casi nunca han sido buenas para el Celta esta temporada. La evidencia más clara de ello es que el cuadro celeste solo ha conseguido el 20 por ciento de sus goles (2 de 10) en los 45 primeros minutos de los encuentros, frente al Valencia con gol de tacón del uruguayo Gabriel Fernández en el minuto 15 y hace un par de jornadas, en el Camp Nou con un gran gol de falta de Lucas Olaza (minuto 41) que permitía a los celestes enjugar otro anterior de Messi antes de que el astro argentino volviese a adelantar a los azulgranas con otro impecable lanzamiento de falta en el descuento de la primera parte.

En el resto de los partidos, incluso en los que ha ganado, el Celta ha sacado muy escaso provecho de los primeros tiempos. Tan poco ha sido que el equipo vigués ha anotado este curso el 70 por ciento de sus goles (7 de 10) en los últimos 20 minutos de partido. Y de estos 7 tantos tres se han producido en el descuento, otro en el minuto 83 y tres entre los minutos 70 y 79 de juego.

Especialmente llamativo resulta el minutaje goleador de Iago Aspas, quien con su reciente doblete al Villarreal concentra ya el 40 por ciento de los goles del Celta esta temporada. El delantero moañés no ha perforado todavía la portería rival antes del minuto 70 de encuentro. @AfoutezayCorazón, cuenta de referencia en estadística del Celta, abundaba en esta querencia del astro céltico a marcar en la recta final de los partidos con dos reveladores datos que denotan la implicación y el oportunismo del insaciable goleador celeste: Aspas ha marcado 6 de sus últimos 8 goles a partir del minuto 80 y 13 de sus últimos 20 tantos desde el minuto 70.

En el polo contrario, en cambio, el conjunto celeste solo ha recibido 6 de los 20 goles (poco más del 5 por ciento) que le han marcado en los últimos diez minutos de los encuentros.

Compartir el artículo

stats