Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Enésimo regreso del 'Gato' de Catoira

Sergio Álvarez es el favorito para defender la portería del Celta contra el Villarreal

Sergio Álvarez, durante un entrenamiento con el Celta. // Alba Villar

La lesión de Rubén Blanco obliga a Óscar García a elegir entre Sergio Álvarez e Iván Villar para que defienda la portería del Celta en la visita del domingo al Villlarreal. El guardameta de Catoira cuenta con muchas opciones de reaparecer en el once titular celeste después de completar un año en la suplencia debido al gran rendimiento del mosense. El más veterano de la plantilla céltica lleva sin jugar un partido oficial desde el 5 de diciembre de 2018, después de vivir su momento cumbre en el curso 2016-17, en el que fue elegido como mejor portero de la Liga Europa, en una competición que el Celta fue protagonista al quedarse a un gol de clasificarse para la final. Un total de 44 partidos disputó entonces quien tras el nuevo percance de Rubén Blanco se perfila como titular en el estadio de La Cerámica.

Alcanzados los 33 años de edad en agosto pasado, Sergio Álvarez se ha convertido en el más veterano de la plantilla del Celta, en la que también ejerce como uno de sus capitanes. Desde su salto del filial al primer equipo celeste, el catoirense arrancó cada temporada como segunda opción para la portería. Sin embargo, su elevada profesionalidad y ausencia de lesiones siempre le permitieron aprovechar al máximo las oportunidades que se le fueron presentando a lo largo de la competición. Así ha podido acumular 192 partidos oficiales con el equipo vigués, de los que 139 corresponden a Primera División.

Este curso no ha podido estrenarse en competición oficial, en la que arrancó desde la enfermería al sufrir durante la pretemporada una rotura fibrilar de grado uno en el recto anterior del muslo derecho. En los dos primeros partidos, ante el Real Madrid y el Valencia, el portero suplente fue Iván Villar. El Gato de Catoira reapareció en el banquillo durante la visita a Sevilla y desde entonces ha estado a la espera de una oportunidad que puede llegarle el domingo ante la enésima lesión de Rubén Blanco.

Los tres porteros han formado parte de todas las convocatorias de los compromisos de LaLiga en lo que va de curso. Sin embargo, mientras han coincidido los tres, Iván Villar fue el descartado tanto por Fran Escribá como por Óscar García, que se estrenó como entrenador céltico en el último compromiso, frente al Barcelona.

El hecho de que el catoirense figurase como segunda opción en lo que va de campeonato le otorga muchas más posibilidades de ocupar la vacante de Rubén Blanco que a su compañero Iván Villar. El guardameta de Cangas, de hecho, era candidato a marcharse cedido a otro club durante el pasado verano. Prefirió apostar por continuar en Vigo y discutirle la titularidad a sus dos compañeros. Por el momento, Villar ejerce como tercer cancerbero del conjunto celeste, por lo que, salvo sorpresas, tendrá que conformarse con el banquillo al menos en la visita al Villarreal.

Los célticos regresan al estadio donde han sumado su última victoria a domicilio en LaLiga. Aquel día, Sergio Álvarez asumía la segunda suplencia consecutiva en la competición regular, después de haber sido titular en las trece primeras jornadas. El cambio de entrenador -Miguel Cardoso por Antonio Mohamed- supuso el inicio de un largo camino en el banquillo para el guardameta de Catoira. De hecho, su última presencia en LaLiga data del 26 de noviembre de 2018. Casi un año después, pues el partido de La Cerámica se celebra el domingo 24 de noviembre, el Gato tendrá la oportunidad de disputar su partido número 140 en la máxima categoría. Entonces, habrá sumado cuarenta más que los que acumula su compañero Rubén Blanco, que en el Camp Nou alcanzó el centenar y lo celebró días después con una fotografía conmemorativa con la cifra redonda que colgó en las redes sociales.

Iván Villar, por su parte, solamente ha disputado un partido con el Celta en Primera División. Debutó el 15 de mayo de 2017 en Mendizorroza, en la penúltima jornada de LaLiga, partido en el que los gallegos cayeron por 3-1. Desde entonces, el guardameta de Aldán ha trabajado a la sombra de Sergio Álvarez y de Rubén Blanco. La lesión del mosense abre el abanico de opciones para ocupar la portería céltica ante el Villarreal, aunque el favorito es el Gato de Catoira.

Compartir el artículo

stats