11 de noviembre de 2019
11.11.2019

El Athletic como ejemplo para el optimismo

11.11.2019 | 03:11

El celtismo más optimista ha encontrado en el Athletic Club de Bilbao de la temporada pasada el ejemplo más claro y cercano de que la temporada es larga y que se pueden abandonar las posiciones de descenso con la cabeza tan alta como para poder llegar a tiempo de pelear por los puestos europeos. El conjunto vasco lo consiguió cuando hace un año abordó el cambio en el banquillo. Entonces, el equipo dirigido por Eduardo Berizzo era antepenúltimo, con 11 puntos, tras las trece primeras jornadas del campeonato. Los rojiblancos tenían la salvación a dos puntos. Con Gaizka Garitano tomando el relevo del técnico argentino, los de San Mamés relanzaron su carrera hacia la zona alta de la clasificación. Concluyeron octavos, con 53 puntos.

Huesca y Rayo Vallecano, que acompañaban al conjunto bilbaíno en el pozo de la tabla, fueron incapaces de evitar el descenso, al que también cayó un Girona que en la decimotercera jornada ocupaba la séptima plaza, con 20 puntos. En los restantes veinticinco partidos, los catalanes solo fueron capaces de sumar 17 puntos y acabaron decimoctavos.

Una vez que se reanude LaLiga tras el tercer paréntesis FIFA para los partidos de las selecciones, restarán 75 puntos por disputar a cada equipo. La salvación suele rondar los 40 puntos. El Celta se salvó la temporada parada con 41. Teniendo en cuenta los problemas de los célticos por sumar en los partidos como visitante, Balaídos volverá a ser clave para el futuro de un equipo que intentará remontar el vuelo con Óscar García al frente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas