10 de octubre de 2019
10.10.2019

Raúl Blanco Juncal, primo de Iago Aspas, se estrena con el primer equipo

El joven mediapunta juvenil participó en el entrenamiento de los mayores

10.10.2019 | 19:19
Raúl Blanco Juncal.

La sangre de los Aspas Juncal corre fuerte por A Madroa y se renueva. Ya está otro miembro de la saga floreciendo en el vivero celeste. Transita, en este caso, por el lado materno del clan, Raúl Blanco Juncal, mediapunta de categoría juvenil, participó ayer en su primer entrenamiento con el equipo adulto, compartiendo sesión con Iago Aspas.

"Serán los mejillones de Moaña", ha bromeado en alguna ocasión Jonathan Aspas, el hermano mayor de Iago y el que abrió camino. Jonathan disputó 80 partidos con el primer equipo celeste desde 1999 hasta 2007, especialmente en los últimos cuatro años, cuando se consolidó en el vestuario profesional como interior tenaz y puntual lateral. Después jugará en Bélgica, Chipre o Italia, entre otros destinos.

De los cuatro hermanos Aspas, sólo el pequeño, Pablo, vive alejado del deporte rey. Urbe es el portero del Moaña tras haber pasado por el Alondras. Nunca perteneció al Celta. Pero sí lo hizo un tío de los cuatro aunque coetáneo, Cristóbal Juncal, que jugó en el filial entre 2002 y 2004. Y otro primo, Aitor Aspas, fue un talento prometedor de la cantera aunque decidió mudarse a la del Valencia. Volvió para jugar en el juvenil y el Celta B antes de jugar en el Coruxo y otros equipos de Segunda B.

Llega una nueva camada. Raúl Blanco Juncal ya se ha convertido en una pieza habitual en el equipo de División de Honor de la categoría juvenil y ayer fue de los jóvenes elegidos por Escribá para participar en el entrenamiento, lo que suele hacer el técnico valenciano en etapas de parón, cuando las convocatorias internaciones le dejan sin hombres suficientes.

Raúl Blanco, nacido en Moaña en 2001 y zurdo como su primo Iago, ya realizó la pretemporada con el Celta B a las órdenes de Jacobo Montes. Es pronto todavía para saber si podrá cuajar a nivel profesional. De su celtismo nadie duda porque es prácticamente genético.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook