07 de octubre de 2019
07.10.2019

Un triunfo necesario para la plantilla

Aspas y Denis Suárez valoran la victoria ante el Athletic por los puntos sumados y para "disipar dudas" sobre el equipo y Escribá - Esperan que sea "el inicio de algo bonito"

07.10.2019 | 02:19
Denis Suárez, ante el balón, con Capa siguiendo la jugada del céltico. // Marta G.Brea

Iago Aspas y Denis Suárez coincidieron ayer en calificar como "necesario" el triunfo frente al Athletic Club de Bilbao para mejorar sensaciones y disipar dudas tras el mal trago por la derrota en Eibar. El centrocampista salcedense espera que los tres puntos supongan además "el inicio de algo bonito "en un año que había despertado muchas ilusiones por parte del club, la plantilla y la afición tras concretarse la Operación Retorno. A este triunfo le conceden un mayor valor ambos futbolistas al subrayar la entidad del rival.

"Era un partido difícil, contra un equipo que compite muy bien, que trabaja muy bien las áreas, los centros laterales. Era importantísimo irnos con los tres puntos al parón", destacó Iago Aspas en Celta Media al concluir el duelo en Balaídos contra el conjunto vasco.

"Necesitábamos una victoria así y más contra un equipo como el Athletic, que en los últimos años, en este campo, había sacado buenos resultados. Ha sido un partido difícil, como esperábamos. El Athletic lleva 12 puntos y está arriba por algo. Al final hemos podido sacar un resultado positivo. Espero que esto sea el inicio de algo bonito", apuntaba Denis Suárez al coincidir con Aspas en destacar la entidad y las dificultades de un rival que llegaba a Vigo con el doble de puntos que los célticos. "El Bilbao compite muy bien. A raíz del gol hemos seguido apretando para que no tuvieran ocasiones. Veníamos de un empate en casa contra el Espanyol y una derrota con el Eibar un poco dolorosa. Necesitábamos estos tres puntos y volver a ganar", añadía el delantero céltico.

Con estos tres puntos, el Celta alcanza los nueve y se sitúa en la decimocuarta plaza de la clasificación. Para Aspas supone un alivio, además, para afrontar con tranquilidad las dos semanas de paréntesis en LaLiga por los compromisos de las selecciones. "Es un buen triunfo, sobre todo, para refrendar el trabajo que venimos haciendo. En este inicio no hemos sacado tantos resultados positivos como queríamos. Hemos tenido un calendario complicado, con salidas a campos difíciles. Necesitábamos estos tres puntos para irnos al parón [más tranquilos] y seguir trabajando", dijo el moañés.

El Celta encontró el gol por la vía menos esperada: en una jugada de pizarra y que, según Denis Suárez, sirve para ratificar el trabajo del técnico Fran Escribá: "Hemos marcado en una jugada de estrategia, y hemos disipado las dudas que se estaban generando en cuanto a nosotros y también sobre el míster, que estaba un poco cuestionado cuando está haciendo un trabajo increíble, creo yo".

La victoria, sin embargo, no evita la autocrítica entre los célticos, que se muestran ambiciosos. "Tenemos que mejorar muchísimas cosas. En la primera parte triangulamos bien. Tuvimos tres ocasiones claras. Ellos han tenido un acercamiento que no han tirado, creo que fue De Marcos. Luego los hemos contenido muy bien. La segunda parte ha estado un poco más pareja. Concedimos poco y es la línea a seguir", recalcó Aspas.

Tanto el delantero de Moaña como el centrocampista de Salceda también destacaron en declaraciones tras el partido el comportamiento de la afición en un Balaídos que rozó los 20.000 asistentes, con gran número de seguidores vascos, y que presentó un gran ambiente. "Vi al público bien, apoyando muchísimo, achuchando desde el minuto uno. Esta es la gente que queremos, que necesitamos, para que seamos una unión todos juntos", dijo Aspas.

Por su parte, Denis espera que el buen ambiente de ayer se repita en la visita de la Real Sociedad a Vigo, aunque lamenta las quejas en ciertas fases del partido.

"Desde aquí animo a la gente a que esté con nosotros, que seguro que vienen buenos resultados a partir de ahora. Vi muy bien al público en fases del partido. Sí es cierto que hubo un pequeño run run durante fases del partido, lo que es normal, porque la gente quiere vernos jugar bien, hacer ocasiones, marcar goles y nos está costando. Seguro que vienen partidos muchísimo mejores y ojalá el siguiente partido en casa, contra la Real, haya una grandísima entrada, como hubo hoy".

Aspas, por último, evita hablar ante las cámaras de Gol TV de objetivos a largo plazo y se centra en el partido de Mendizorroza, dentro de quince días. "Hacia Europa no miramos. Nosotros queremos escalar. El próximo que tenemos es difícil, contra el Alavés, que también está metido ahí. Intentaremos sacar los tres puntos para escalar lo más arriba posible".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook