10 de septiembre de 2019
10.09.2019

El Celta reclama al Concello un estadio "digno y cómodo" para sus aficionados

Demanda que se subsanen de forma "inmediata" las "deficiencias" del Abanca Balaídos

10.09.2019 | 00:46
Aspecto de los polémicos asientos en Río. // Alba Villar

El Celta emitió ayer un comunicado en el que reclama para sus aficionados y abonados un estadio "digno, cómodo y confortable" y la solución "inmediata" de las "deficiencias" del Abanca Balaídos.

La entidad hizo pública la solicitud de hasta nueve medidas que considera indispensables para que el Balaídos Abanca se convierta en ese estadio digno del celtismo.

Esta batería de medidas sugeridas desde el club céltico llega después de que la Federación de Peñas Celtistas acordase en asamblea dirigirse al gobierno municipal para exigirle, entre otras reclamaciones, la recolocación de las butacas de Río y el comienzo de la reforma de la grada de Marcador.

A la vista de esa comunicación de la Federación de Peñas Celtistas al Concello "y de la ausencia de consulta alguna al club por parte del Consistorio sobre la situación actual de la reforma de las dos gradas del estadio de Abanca Balaidos", el Celta exige en el comunicado hecho público en la tarde de ayer desde Príncipe esas nueve medidas que se consideran indispensables acometer para una remodelación necesaria.

El Celta pone el foco en el primer punto del comunicado en las gradas de Tribuna y Río, al exigir "la reforma y adecuación de las cubiertas" de esas dos zonas "para evitar que los abonados y aficionados se mojen durante los partidos y además les proteja del sol".

Los accesos son otra de las preocupaciones que destaca el consejo de administración de la sociedad deportiva en sus reclamaciones al gobierno municipal. El Celta pide "la habilitación de accesos cómodos que favorezcan el flujo de entrada y salida de los seguidores en las gradas de Tribuna Alta y Río Alto y Bajo. Y en particular por las vías de entradas insuficientes de las dos gradas de Río al no haberse habilitado puertas de acceso nuevas y que generan largas colas antes de los encuentros".

"La reparación y renovación de los baños de Río Alto y Bajo" también entran en la lista de peticiones que desde Príncipe se trasladan a Praza do Rei, al igual que la colocación de "ascensores suficientes en las gradas de Tribuna y Río Alto y Bajo para los abonados y aficionados que permitan que los seguidores celestes con discapacidad o problemas de movilidad puedan asistir con normalidad a la grada que ellos determinen".

La exigencia de un estadio moderno para el celtismo y adecuado a los tiempos también pasa, según el comunicado del club vigués, "por una iluminación acorde con las exigencias de Primera División" y por "instalaciones sostenibles y eficientes tanto en el aspecto de ahorro energético como ecológico".

"La subsanación inmediata de las deficiencias de los asientos de las Gradas de Río Alto y Bajo, cuya incomodidad es en muchos casos intolerable" o la solución "a los problemas de inundaciones sufridos de manera periódica" también se ven reflejados en este hilo de reclamaciones, al igual que "un aparcamiento cómodo y accesible para los aficionados y abonados". Son, en definitiva, nueve puntos para un "estadio digno, cómodo y confortable".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook