11 de agosto de 2019
11.08.2019

Siempre es un buen día para rendir tributo a Iago Aspas

El moañés recibió la medalla de oro de la Federación Gallega - Pape, en la grada

11.08.2019 | 03:03
Louzán entrega a Iago Aspas la medalla de oro de la Federación Gallega. // FDV

El Memorial Quinocho fue aprovechado por el presidente de la Federación Gallega de Fútbol para hacer entrega a Iago Aspas Juncal de la medalla de oro de este organismo, que ahora dirige Rafael Louzán. Aspas reaparecía ayer después de superar un traumatismo en la rodilla derecha sufrido en el segundo partido en Berlín y que le privó de jugar el martes pasado frente al Tenerife en Melgaço. Con este galardón, la federación gallega reconoce el mérito deportivo de la estrella del Celta, internacional con España en el Mundial de Rusia y máximo goleador español de LaLiga en las tres últimas temporadas. Desde uno de los palcos del estadio, Pape Cheikh seguía la ceremonia en compañía de otro de los lesionados del equipo vigués, Santi Mina. El mediocentro hispano-senegalés es uno de los candidatos a reforzar el centro del campo de la plantilla de Escribá antes de que a principios de septiembre se cierre la ventana de verano del mercado de fichajes. Otro excéltico, Manuel Agudo, Nolito, sigue en la agenda del club vigués.

La estrella del Celta, sin embargo, sigue siendo Iago Aspas, quien ayer peleó cada balón hasta los últimos instantes para intentar evitar una derrota ante una Lazio que se mostró mortífera en el área de Rubén Blanco. El delantero moañés buscó asociaciones cono compañeros como Denis Suárez y Brais Méndez, aunque fue el juvenil Lautaro de León quien le sirvió el balón más franco para el remate, pero el balón se marchó fuera pegado a uno de los palos del portero albanés del conjunto romano.

El Celta dispone ahora de una semana para preparar su estreno en LaLiga 2019-20, el sábado que viene en Balaídos ante el Real Madrid. Aspas comenzará un curso más con el objetivo de mantenerse como mejor goleador español asistiendo a las convocatorias de la selección española que ahora dirige el excéltico Robert Moreno. La federación gallega, por medio de su presidente, Rafael Louzán, reconoció el valor de un futbolista que muchos celtistas consideran como el más importante y decisivo en la historia del club. Desde ayer, Aspas cuenta con la medalla de oro de la Federación Gallega de Fútbol. Los asistentes a Balaídos celebraron la entrega del galardón con un sonoro aplauso. Se premiaba al ídolo del celtismo, al que el club intenta rodear con más futbolistas con pasado céltico, como su amigo Nolito.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook