Seguimos con el lío de las nuevas butacas de Río Bajo. El Celta hizo público una nota ayer dirigida a los socios de esta grada para comunicarle que los días 8 y 9 de agosto realizará una jornada de puertas abiertas en horario de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 horas para que los abonados de Río Bajo puedan acceder a la grada y comprobar por sí mismos la localización y comodidad de los asientos, algo que también podrán comprobar en el partido del Memorial Quinocho.

Durante esas dos jornadas y en el horario que informa el club, el socio de Río Bajo podrá solicitar en las taquillas de Balaídos el cambio de localidad a cualquier otro asiento del estadio que no esté ocupado, excepto los de la grada de Marcador. En el caso de que la grada elegida tenga un precio inferior, el Celta informa que abonará la diferencia mientras que si el precio es superior será el abonado el que la asuma.

La entidad que preside Carlos Mouriño también permite a los socios de Río Bajo solicitar la baja y el club les devolverá el importe íntegro del abono. En el comunicado, el Celta insiste en que está a la espera de que el Concello solucione la deficiente colocación de los asientos.