09 de junio de 2019
09.06.2019

Una ocasión para tomar impulso

El Europeo sub 21 da a Jensen la oportunidad de resarcirse de un año en blanco

09.06.2019 | 03:14
Jensen conduce la pelota entre dos rivales en su debut como celeste ante el Getafe. // Ricardo Grobas

La inclusión de Mathias Jensen en la lista definitiva de la selección danesa sub 21 que va a disputar el Europeo de Italia y San Marino concede al centrocampista celeste una buena oportunidad para resarcirse de un año casi en blanco. El medio escandinavo llegó al Celta con la vitola de gran fichaje, pero una sucesión de lesiones en una temporada convulsa que se llevó por delante a dos entrenadores lo convirtieron en un jugador meramente residual. La selección le concede ahora a Jensen la ocasión de reivindicarse a ojos del Fran Escribá para la temporada en ciernes.

Hace unos días, cuando el jugador del Celta fue invitado por Age Hareide a entrenarse con la selección absoluta de Dinamarca, Mathias Jensen habló con la prensa de su país, que se mostraba sorprendida del escaso protagonismo que el centrocampista había tenido la pasada temporada en el conjunto vigués: 235 minutos repartidos en seis partidos de Liga.

En Dinamarca se considera a Jensen, de 23 años, una de las grandes promesas del fútbol escandinavo y se esperaba que el centrocampista siguiese en LaLiga los pasos de otros ilustres compatriotas como Michael Krohn-Dehli o Daniel Wass, que se labraron una importante reputación con el Celta en la pujante competición española. Su irrelevancia causaba sorpresa.

El jugador justificaba sus pobres números en un cúmulo de desgracias que obstaculizaron su adaptación, hasta el punto de convertir en una pesadilla su primer año en LaLiga. Jensen recordó que llegó al equipo vigués en el último día de mercado con una lesión de aductores que se complicó más de la cuenta y retrasó su estreno con el Celta hasta el mes de octubre.

Antonio Mohamed lo hizo debutar en la séptima jornada del campeonato en un mal partido contra el Getafe que soliviantó a un amplio sector de la grada contra el preparador argentino. El mal trago de los silbidos que el equipo y el técnico recibieron por su decepcionante actuación contra los azulones se vio amplificado solo unos días después con una lesión muscular en un entrenamiento que mantuvo al jugador más de tres meses apartado de los terrenos de juego. En este tiempo, el rendimiento del Celta cayó en picado, llevándose por delante a Antonio Mohamed y más adelante, justo después de haberse recuperado de la lesión, a su sucesor, Miguel Cardoso. Jensen apenas tuvo tiempo de disputar tres encuentros (dos como titular y otro como suplente) a las órdenes del preparador portugués antes de que fuese despedido.

Con Fran Escribá Jensen tan solo pudo jugar 5 minutos, uno en el debut del técnico valenciano contra el Betis y otros cuatro en la derrota que el Celta cosechó contra el atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano. La necesidad de tirar de los pesos pesados del equipo lo relegó indefectiblemente al ostracismo en el tramo final de la temporada. El futbolista, sin embargo, ha pasado página y ha declarado que confía en disponer de oportunidades el próximo curso con el Celta iniciando esta vez los entrenamientos la pretemporada. La disputa el Europeo entre el 15 y el 30 de este mes le concede una gran oportunidad para dar un paso al frente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook