09 de junio de 2019
09.06.2019

El Celta tiene en la recámara a Nolito

El club se plantea repescar al atacante sanluqueño, si no fructifican otras opciones para reforzar su frente ofensivo ► El regreso del andaluz es complicado y estaría supeditado a una sustancial rebaja de su salario

09.06.2019 | 03:14
Nolito disputa un balón a Daniel Wass durante un partido de hace dos temporadas en el Ramón Sánchez Pizjuán. // LOF

La Operación Retorno puede afectar este verano más que a Santi Mina. La posibilidad de que Manuel Agudo, Nolito, vuelva a vestir de celeste está también sobre la mesa, aunque a diferencia del caso del punta vigués la incorporación del atacante sanluqueño no es una opción prioritaria para la entidad que preside Carlos Mouriño. El Celta no ha tanteado de momento al jugador ni ha realizado ninguna aproximación directa con el Sevilla, pero considera que Nolito puede ser una opción interesante si a lo largo del verano no consiguen cerrarse otras operaciones que tiene en marcha la dirección deportiva.

La necesidad de reforzarse con tres atacantes abre el abanico de posibilidades y la alternativa de Nolito puede tener encaje, si se producen determinadas circunstancias que allanen el camino de un acuerdo que no se presenta fácil y que pasaría necesariamente por que el jugador, de 33 años, se rebajase sustancialmente el elevado salario que actualmente percibe en el Sevilla, donde Nolito no ha contado mucho en las dos últimas temporadas.

Queda por ver también qué planes tiene el club hispalense para el futbolista y si cuenta (lo que no parece probable) para el nuevo técnico nervionese, Julen Lopetegui. Lo cierto es que el atacante sanluqueño ha tenido muy escaso protagonismo con el Sevilla la pasada temporada, incluso antes de que una fractura de peroné (de la que acaba de recuperarse) lo apartase durante casi cinco meses de los terrenos de juego.

Antes de lesionarse en enero pasado, el excéltico distaba de ser titular con Pablo Machín, que tan solo le concedió 64 minutos sueltos en 18 partidos de Liga. Nolito apenas tuvo cierto protagonismo en la fase de clasificación para UEFA Europa League, en los meses de julio y agosto, en plena fase de construcción de la plantilla nervionense. Posteriormente, el sanluqueño jugó 186 minutos en cuatro encuentros de competición continental y tres completos de Copa del Rey, dos contra el Villanovense extremeño, de Segunda División B, y otro frente al Athletic Club.

Con semejantes antecedentes, un salario alto y tan solo un año de contrato por delante no es descabellado pensar que el Sevilla facilite este verano su salida y en este escenario puede moverse el Celta para repescar al jugador. El equipo vigués no quiere pagar traspaso por un futbolista que hace tres años que ha rebasado la treintena y cuya carrera ha declinado desde que dejó el equipo vigués en el verano de 2016 para probar fortuna con el Manchester City en la Premier League.

La posibilidad de una cesión hasta la extinción de su contrato podría ser una opción factible para el Celta, siempre que el Sevilla estuviese dispuesto a asumir una parte del sueldo de Nolito o el jugador accediese una sustancial rebaja salarial.

El interés de terceros equipos -el diario sevillano Estadio Deportivo publicaba hace unos días que la Real Sociedad ha preguntado al Sevilla por su situación- puede ser otro obstáculo en ciernes, si el Celta decide finalmente lanzase a repescar al jugador.

En este escenario la principal ventaja con que cuenta el cuadro celeste es el interés del propio Nolito en regresar al equipo en el que alcanzó su cumbre futbolística y que lo catapultó a la selección española. El Celta no es un equipo cualquiera para Nolito. El sanluqueño mantiene un fuerte arraigo con un club y una ciudad en la que él y su familia han sido felices. Tanto, que está buscando casa en la parroquia canguesa de Aldán.

Nolito se encuentra estos días de vacaciones en la aldea onubense de El Rocío, pero estará desde mediados de la próxima semana en Vigo para asistir a la boda de Iago Aspas. Un buen momento para tantear su vuelta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook