15 de mayo de 2019
15.05.2019

Jémez: "El Girona sabe perfectamente que ya está en Segunda División"

El técnico del Rayo dice que el equipo de Eusebio tiene "una posibilidad entre un millón"

15.05.2019 | 00:54
Paco Jémez, en su última visita a Balaídos. // Ricardo Grobas

Paco Jémez, técnico del Rayo Vallecano, que este sábado despide frente al Celta LaLiga en Balaídos no concede posibilidad alguna de salvación al Girona, que tendría que esperar la derrota del Celta, ganar en al Alavés Mendizorroza y superar además una diferencia de seis goles en el average general para eludir el descenso de categoría.

En semejantes circunstancias, al preparador franjirrojo no le sorprendeque los catalanes hayan entregado la cuchara. "Yo si fuese el Girona, pensaría igual. Creo que hay una diferencia de seis goles. En esta vida hay que ser optimista, pero también hay que ser realistas y todo lo que sea pensar que el Girona se pueda salvar es pasarte de optimista y pecar de no ser realista", afirmó el técnico del Rayo en declaraciones a Ao Contraataque, programa de la Radio Galega.

"En Girona saben perfectamente que ya están en Segunda División, aunque matemáticamente tengan una posibilidad entre un millón y vayan a por ella, como tiene que ser. Pero indudablemente nadie va a apostar por que sigan en Primera", agregó.

Jémez, que vuelve a enfrentarse al Celta en su segunda etapa al frente del cuadro madrileño, rememoró en el programa de A Radio Galega su visita en 2013 con el Córdoba, en el encuentro que el Celta consumó el ascenso de categoría.

"No espero un partido igual. Entonces, después de una Liga tan larga como es la Segunda División, los dos equipos llegábamos en otra situación, el Celta de cumplir su objetivo de ascender y nosotros de hacer la machada de meternos en play-off con el segundo presupuesto más bajo de la categoría. Y puedo asegurar que no tuve que hablar con nadie para apalabrar el empate. Era tan obvio que no hubo nada que hablar", explica el técnico andaluz, que remacha: "Las connotaciones de este partido son totalmente diferentes. El Celta va a estar en Primera, pase lo que pase, y nosotros, desgraciadamente vamos a estar en Segunda. Vamos a intentar jugar los dos equipos lo mejor que podamos. Ellos celebrarán la permanencia y nosotros vamos a intentar despedirnos de la manera más digna posible".

Ciento ocho valientes

Por otra parte, el Rayo Vallecano no va a estar solo este sábado en los festejos por la permanencia en Balaídos. Ciento cincuenta incondicionales del conjunto madrileño cuentan han confirmado, pese al descenso consumado de su equipo, su reserva de entrar para arropar a los suyos en su último partido (hasta nuevo ascenso) en Primera División. Pagarán 20 euros por cada entrada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook