La afición del Celta, en las buenas y en las malas, siempre está. Hoy lo han vuelto a demostrar miles de celtistas que han arropado la llegada del bus del equipo al estadio de Balaídos antes del choque ante la Real Sociedad a las 18.30 horas, crucial para continuar con la racha positiva y dejar los puestos de descenso.

Bengalas, bufandas y muchos gritos acompañaron a la expedición celeste en la previa del choque, al igual que contra el Villarreal, para llevar al Celta en volandas hacia la victoria y con Iago Aspas como el santo al que rezar.

Los de Escribá suman 4 puntos en las dos últimas jornadas y necesitan auparse a los puestos de tranquilidad tras la vitoria de ayer del Rayo Vallecano (27 puntos) por 2-0 ante el Valencia, que aprieta la zona baja. El Valladolid (30 puntos) ha fallado hoy ante el Sevilla (0-2) y el Villarreal (30 puntos), que marca la zona roja, juega a las 20.45 en el Benito Villamarín ante el Betis. El Celta se sitúa a 1 de la permanencia sumando un total de 29.