02 de abril de 2019
02.04.2019

Un mes más asequible para el Celta que para sus rivales directos

Los célticos afrontan seis partidos en abril con un único rival peleando por Europa, el Atlético de Madrid - A Rayo Vallecano y a Valladolid les esperan cuatro compromisos ante equipos de la zona alta de la tabla

02.04.2019 | 00:58

El mes de abril se presenta cargado de compromisos de Liga para el Celta, que mañana inicia esta fase decisiva de la temporada con el partido que le enfrenta al Huesca (Alcoraz, 20:30 horas), uno de sus rivales directos por evitar el descenso. A un punto de distancia se encuentra la permanencia para los de Fran Escribá. Analizando las seis próximas jornadas, previstas para los próximos treinta días, el calendario del Celta parece más asequible, a priori, que el que espera a los otros cuatro equipos que también pelean por evitar el descenso.

La situación ha mejorado para los célticos tras superar al Villarreal el pasado sábado. Esos tres puntos supusieron un mayor valor al cerrarse la jornada con la derrota del Huesca y los empates del Rayo Vallecano y el Valladolid. Cuando restan nueve jornadas de Liga, el Celta es decimoctavo, con 28 puntos, a solo uno del Villarreal, que marca la permanencia, y a dos del Valladolid. Huesca y Rayo cierran la tabla con 22 y 24 puntos, respectivamente. Y en ese escenario afronta el Celta un mes de abril con seis partidos. 18 puntos en juego que pueden resultar decisivos para el desenlace de la competición. En este tramo, a los célticos les espera el partido de mañana ante el colista, un duelo ante un rival de la zona media (Real Sociedad), tres de la parte baja (Girona, Espanyol y Leganés) y uno de puestos europeos (Atlético de Madrid).

Teniendo en cuenta la clasificación, las seis próximas jornadas se presentan más propicias para el Celta que para sus cuatro rivales. Los calendarios del Rayo Vallecano y el Valladolid ofrecen mayores dificultades, a priori, que el resto porque han de enfrentarse a cuatro conjuntos que pelean por puestos europeos: Valencia, Athletic Club, Sevilla y Real Madrid, en el caso de los madrileños; y Sevilla, Getafe, Alavés y Atlético de Madrid, en el de los vallisoletanos.

El Villarreal, al que los célticos intentarán desbancar de la decimoséptima plaza en esta jornada de entre semana, dispone de un calendario variado, que arranca esta noche con la visita del líder, el Barcelona, al Estadio de la Cerámica. En la siguiente jornada se enfrentará a un Betis que quiere una plaza europea. Al conjunto castellonense le espera también otro duelo directo, con la visita del Huesca, y dos compromisos ante equipos de la parte baja de la clasificación, como son el Girona y el Leganés. Concluyen los groguets este ciclo ante una Real Sociedad que se asienta en una cómoda décima plaza.

Recuperado Iago Aspas para la causa, el Celta prepara esta exigente etapa de la temporada con el refuerzo anímico que supuso su remontada ante el Villarreal en los minutos finales de un partido que perdían al descanso los de Escribá por 0-2. La irrupción del genio de Moaña para marcar de falta directa iluminó a un conjunto celeste más ambicioso, en el que incluso Maxi Gómez recuperó el olfato goleador para obtener el empate y que aprovechó la pena máxima lanzada por Aspas para provocar el delirio en Balaídos cuando se disputaban los minutos finales.

Con el 3-2 definitivo, el Celta alcanzaba ante los castellonenses la sexta remontada de dos goles en un partido de la máxima categoría en Balaídos. La anterior ocasión ocurrió contra el Valladolid en septiembre de 2003, con le mismo resultado del sábado. Los cinco anteriores casos se remontan casi todos ellos a la primera mitad del siglo pasado: 3-2 al Athletic Club en 1946, 4-2 al Valencia en 1948, 6-4 al Barcelona en 1949 y 5-2 a la UD Las Palmas en 1951, según los datos recopilados por Afouteza e Corazón.

En la primera vuelta y ante estos seis mismos rivales, el conjunto celeste sumó ocho puntos después de superar al Huesca y al Atlético de Madrid y empatar con el Espanyol y el Leganés. Cayó en las visitas a la Real Sociedad y el Girona, a los que ahora recibirá en Balaídos. Ante vascos y catalanes serán las dos únicas citas que el Celta afrontará en abril en su estadio, donde se ha mostrado más resolutivo a lo largo de la temporada. De hecho, de los 28 puntos que suma, 19 han sido ante su afición, que el sábado volvió a dar ejemplo del compromiso que mantiene con su equipo.

Concluido este mes, a los celestes les restarán tres compromisos más de Liga, de los que dos se celebrarán en Balaídos (Barcelona y Rayo Vallecano), con una salida a San Mamés. Antes, en abril, se definirá el destino del Celta.


Haz click para ampliar el gráfico
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook