16 de marzo de 2019
16.03.2019

"Cualquier buen resultado en el Bernabéu nos haría mucho bien"

El técnico cree "factible" ganar al Real Madrid y ve el choque como "una oportunidad"

16.03.2019 | 01:55
Fran Escribá conversa con sus ayudantes Miguel Villagrasa y Nando Villa en Balaídos. // Ricardo Grobas

Fran Escribá tiene buenas sensaciones con respecto al partido de esta tarde en el Bernabéu, un campo en el que el entrenador celeste considera "factible" , y que el Celta afronta con la convicción de que saldrá reforzado, si puntúa. "Aunque la gente lo vea imposible y es lógico, el grupo lo tiene que ver como la primera de las oportunidades para salir de esa zona. Habrá quien no lo verá factible, pero nosotros sí lo vemos. Cualquier buen resultado en Madrid al grupo le haría mucho bien. Esa ansiedad de estar tercero o cuarto por la cola no afecta al grupo en el día a día y tampoco en el partido", declaró ayer el entrenador celeste.

En la rueda de prensa previa al choque, Escribá confiaba en que la vuelta de Zidane no perjudiquea su equipo. Más que el regreso del galo y el optimismo que su llegada ha generado en la plantilla y afición blanca, al preparador valenciano le preocupa el Madrid como grupo. "Cuando uno va a jugar contra el Madrid le preocupa el colectivo, cuando piensas en determinado futbolista, igual lo anulas y te aparece otro. Tienen muchísimos jugadores de talento, es un escenario complicado, y pensar en uno o en otro no me va a solucionar nada", apuntó.

Pensando también en el triple compromiso que espera al Celta a la vuelta del parón liguero, Fran Escribá apuesta por que funcione su plan de partido. "La idea de partido la hemos trabajado bien, los jugadores tienen claro lo que queremos hacer, pero el talento individual de esos futbolistas puede tirar abajo cualquier cosa", observó.

A la hora del conformar el once, Escribá reconoció que planea algunos cambios. "Siempre es posible que haya algún cambio. Pensando en el grupo, viene una semana con tres partidos muy seguidos y no quiero que piensen que hay un once y es inamovible", admitió. Y precisó: "Hay veces en los que uno tiene los once que uno cree que están mejor y otras en los que otros, aún no estando bien, aportan un carácter y una competitividad que hace que los demás mejoren. Va a ser así de aquí a final de temporada. Los jugadores que den el paso adelante serán los elegidos".

El entrenador del Celta aseguró que no va a proteger a ninguno de sus futbolistas para los próximos partidos, a pesar de que cuatro hombres importantes (Brais Méndez, Sofiane, Boufal, Maxi Gómez y David Costas) están apercibidos de sanción. "El único partido que ahora importa es el de mañana. Las tarjetas no van a condicionar nuestra idea de partido", afirmó el valenciano.

Tras confiar en que Iago Aspas esté recuperado a la vuelta del parentésis de selecciones, el técnico céltico mostró su confianza en que Maxi Gómez recupere esta tarde en el Bernabéu el instinto goleador que le ha faltado en las últimas jornadas. "Lo veo bien. Es cierto que no está, a nivel de números, en el mejor momento desde que llegó aquí, pero no es algo en lo que yo le incida mucho. Los goles de Maxi llegarán. Los goles que él va a marcar son los que nos van a ayudar a salir de esta situación", pronosticó.

Pero para ello, el preparador celeste cree que será necesario, generar mayor caudal de juego. "Debemos mejorar en la elaboración, tener más el balón y circularlo más rápido, Necesitamos mayor amplitud al juego. Contra el Betis no supimos hacerlo, pero es un concepto general que queremos manejar", observó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook