14 de marzo de 2019
14.03.2019

Nuevas inspecciones técnicas en Marcador

La Federación de Peñas critica que se insinúe que los aficionados mintieron sobre los cascotes y el Concello asegura que solo ha indicado que no pertenecen a la estructura

14.03.2019 | 03:11

La caída de cascotes en la grada de Marcador durante el encuentro contra el Betis ha provocado un intercambio de comunicados. La Federación de Peñas criticó ayer lo que entendió que era una insinuación por parte del Concello de que los aficionados que dieron a conocer lo sucedido habían mentido. El gobierno municipal dice que se ha limitado a asegurar que el material no pertenece a la estructura básica de la grada. Técnicos volvieron a revisar ayer la zona.

Cuando las fotos de los cascotes empezaron a proliferar en las redes sociales, con el testimonio de hinchas que los habían visto caer cerca de sus asientos, el Concello aseguró el lunes en una primera nota que "inicialmente no se encuentra correlación entre el material de la imagen publicada y los existentes en la parte estructural de la bancada de Marcador". Añadían que ese material tampoco se corresponde "con el empleado en las reparaciones efectuadas recientemente". Revelaban que ese mismo lunes se había efectuado una inspección visual, que no había encontrado "patologías estructurales que puedan dar lugar a ese resto".

La Federación de Peñas Celtistas rechazó ayer "que desde el Concello de Vigo se califique de mentirosos a los miembros de la asociación (varios de los testigos eran de la Peña Carcamáns) que denunciaron la caída de cascotes". La federación le "exige" a los responsables municipales que "no los incluya en tramas políticas interesadas y que ponga de su parte para arreglar los problemas de seguridad que implica el mal estado de la estructura de varias gradas en Balaídos". Añade: "Las peñas del Celta, así como la mayor parte de sus aficionados, no somos entes políticos ni tenemos afán de entrar en disputas de despachos y gobiernos".

El gobierno local contestaría poco después a esa nota y a las acusaciones tanto de PP como de En Marea. En un comunicado firmado por el concejal de Fomento, Javier Pardo, el gobierno local matiza que en su primer escrito no ponía en duda la existencia de estos cascotes ni cuestionaba la versión de ningún aficionado, sino que descartaba la "correlación entre el mortero" de las imágenes "con el material de la parte estructural de la grada". Ese mortero "o algún material similar" tendría "una función complementaria a la estructural". Ayer se llevó a cabo una nueva inspección complementaria para tratar de concretar la causa del desprendimiento y garantizar la seguridad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook