12 de febrero de 2019
12.02.2019

El Valencia no podrá contar con Roncaglia ante el Celtic de Glasgow

Arrastra una sanción de cuatro partidos desde aquella noche con el Celta en Old Trafford que pudo coronarlo como héroe

12.02.2019 | 19:09
Roncaglia realiza el remate de cabeza que supuso el 1-1 en Old Trafford.

Facundo Roncaglia se perderá la ida de los dieciseisavos de final de la Liga Europa entre el Valencia y el Celtic por una sanción de cuatro partidos de su última presencia en Europa con el Celta, en la campaña 2016-2017. Así, Roncaglia se perderá tanto la ida como la vuelta de esta eliminatoria además de los dos de la siguiente en el caso de que el Valencia logre eliminar al conjunto escocés.

Sucedió el 11 de mayo de 2017 en Old Trafford, en una fecha marcada a fuego ya en la memoria colectiva del celtismo, igual para el dolor que para el orgullo. El Celta acudía a Manchester con la misión épica de remontar el 0-1 de Balaídos, obtenido gracias a un gol de Marcus Rashford en la ejecución de una falta. Y la situación se puso todavía más complicada cuando Fellaini anotó el 1-0 en el minuto 17 del encuentro de vuelta.

Pero el Celta no se rindió. Siguió peleando en un encuentro que se fue abriendo tras el descanso. Y en esos minutos Roncaglia fue uno de los grandes protagonistas. El argentino anotó en el minuto 84 gracias a un extraordinario cabezazo, desatando la avalancha final del Celta en busca del gol que le hubiera dado el pase a la final.

Pero Roncaglia no pudo participar de esas últimas acometidas. En el minuto 87 el árbitro resolvió con sendas tarjetas rojas un rifirrafe entre Roncaglia y el defensa local Bailly. Roncaglia tendría que ver desde el túnel de vestuarios esa última ocasión que desperdiciaron entre Beauvue y Guidetti, una escena que a la mayoría de celtistas se les siguen apareciendo cuando cierran los ojos.

Roncaglia, muy utlizado por Berizzo en esa primera campaña gracias a su polivalencia (actuó en los cuatro puestos de la retaguardia), perdió protagonismo en el ejercicio siguiente a las órdenes de Berizzo. Y en esta campaña su destino ha estado ligado al ocupante del banquillo: imprescindible para Antonio Mohamed, irrelevante para Cardoso. Su orillamiento provocó su salida hacia el Valencia en el mercado de enero, después de haber tenido ofertas para regresar a Sudamérica.

Roncaglia entiende que era el momento adecuado para cambiar de aires. Estas primeras semanas en el Valencia prueban su acierto. Con un rendimiento en deterioro en Vigo, criticado por la afición, parece gozar de la confianza de Marcelino y en el partido contra la Real Sociedad fue elegido como el jugador local más seguro en la web del Valencia. El Celta queda ya atrás, como una etapa importante en su carrera, trufada de luces y sombras. Pero con un último cabo del que aún no ha podido desprenderse: esos cuatro encuentros de sanción que le impedirán actuar hasta unos hipotéticos cuartos de final; el último jirón terrible de una noche que pudo coronarlo como héroe.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook