07 de febrero de 2019
07.02.2019

El desafío pendiente de Iago Aspas

El goleador moañés prevé reaparecer este sábado ante el Getafe, uno de los dos equipos de Primera a los que aún no ha logrado marcar - La estrella celeste se ha enfrentado en nueve ocasiones a los azulones

07.02.2019 | 01:06
Iago Aspas realiza un ejercicio al inicio del entrenamiento matinal celebrado ayer por el Celta en A Madroa. // Ricardo Grobas

Si nada se tuerce en las próximas horas, Iago Aspas estará listo para reaparecer este sábado en el Coliséum Alfonso Pérez, un campo históricamente desfavorable, donde el Celta tratará de tomar distancia con los puestos de descenso con una segunda victoria consecutiva, ya con el moañés sobre el terreno de juego. Aspas se ejercitó ayer (todavía de forma limitada) con el grupo por tercer día consecutivo y la previsión es que reciba el alta médica entre hoy y mañana y sea titular ante el Getafe después de cinco partidos consecutivos ausente por una lesión muscular en el gemelo derecho.

El partido del Coliséum será todo un reto colectivo para el Celta, que necesita romper la maldición que le persigue en el campo azulón para dar otra zancada hacia la permanencia y también para el delantero morracense, que se enfrenta al equipo que peor se le da en Primera División.

Raro es el equipo al que Iago Aspas no le haya hecho un gol en la máxima categoría. De la actual Primera División se le resisten, en concreto, dos: el Villarreal y el Getafe. A los amarillos la estrella celeste no ha conseguido marcarle después de siete encuentros; a los azulones sigue sin anotarle tras nueve enfrentamientos, dos de ellos cuando militaba en las filas del Sevilla.

La primera de las visitas de Aspas al Coliséum fue traumática. Se saldó nada menos que con el despido de Paco Herrera, el técnico que había devuelto al Celta a la primera línea futbolística y fue destituido tras reprochar al artillero su falta de concentración debido al aluvión de ofertas que había recibido en el mercado de enero. Los celestes cayeron por 3-1 (goles de Colunga, por partida doble, y Diego Castro y de Augusto Fernández) en un partido que también se recordará por el debut de Santi Mina, que suplió a Iago en el segundo tiempo.

En la primera vuelta, en Balaídos el Celta había derrotado con el moañés en el campo al conjunto que entonces dirigía Luis García Plaza (2-1) con tantos de Augusto Fernández y Park Chu-Young, que anotó en el primer balón que tocaba a los tres minutos de debutar con la casaca celeste.

Tras un año de ausencia en la Premier League, Iago Aspas volvió a medirse al Getafe con el Sevilla en el curso 2015-16. A las órdenes de Unai Emery, el moañés disputó dos encuentros contra los madrileños con un saldo de un triunfo, por 2-1 en el Sánchez Pizjuán, y una derrota (2-0) en terreno madrileño.

De vuelta en el Celta, que lo repescó al siguiente curso, Iago Aspas participó, bajo el mando de Eduardo Berizzo, en la única victoria del Celta en sus seis visitas en Primera División al Coliséum. Un solitario gol de Nolito bastó esta vez a los celestes para llevarse los tres puntos de Getafe. Antes, en Balaídos, ambos equipos habían empatado sin goles.

Tras un año de ausencia por descenso del cuadro azulón, el goleador celeste volvió a medirse al Getafe el pasado curso, de nuevo sin éxito. Un gol de Ángel en el último suspiro permitió al cuadro madrileño rebañar un punto en Balaídos en la primera vuelta después de que Maxi adelantase en el marcador a los célticos (1-1); en la segunda, no hubo color: los azulones vencieron por 3-0 con tantos del propio Ángel y de Jorge Molina.

La última vez que el Celta se ha medido al Getafe con Aspas sobre el campo fue en octubre pasado, con resultado de empate a un gol (tantos de Maxi Gómez y Jaime Mata) en un choque en el que el anterior técnico, Antonio Mohamed, acabó abucheado por la grada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook