02 de enero de 2019
02.01.2019

El amargo centenario de Sisto

El danés cumplió su partido cien con el Celta en su momento de menor protagonismo

02.01.2019 | 00:57
Sisto disputa un balón a Jordi Alba en el Camp Nou en su partido número cien con el Celta. // LOF

Pione Sisto cumplió en el último compromiso liguero en el Camp Nou su partido número cien con la casaca celeste en su momento más bajo de influencia en el juego del conjunto vigués. El talentoso atacante danés llegó como uno de los fichajes estelares del curso 2016-17 y se convirtió en una pieza muy valiosa en ataque con Juan Carlos Unzué y Eduardo Berizzo, pero esta temporada ha ido perdiendo protagonismo hasta desaparecer casi por completo de las alineaciones.

Los números avalan, no obstante, al joven centrocampista danés: 77 encuentros de Liga, 10 de Copa del Rey y 13 de la UEFA Europa League con un balance global de 16 goles (8 en la Liga) y 15 asistencias, todas en la competición regular, en la que el pasado curso fue pasador más influyente del equipo.

El protagonismo de Pione Sisto ha ido decreciendo de forma exponencial esta temporada, primero con Antonio Mohamed y últimamente con Miguel Cardoso. Nada de esto se intuía cuando el centrocampista danés llevó al Celta a la victoria frente al Levante en el Ciutat de Valencia en la segunda jornada de Liga con una actuación imponente. Marcó un gol y regaló otro en su única aportación hasta el momento en los 450 minutos que lleva disputados este curso en el torneo regular.

Su fulgurante inicio de curso se ha ido sin embargo diluyendo con un menguante rendimiento con el paso de los partidos. A este hecho no parece haber sido ajeno los problemas personales que afectaron al futbolista hace un par de meses y que llevaron a Antonio Mohamed de excluirlo de la convocatoria por decisión técnica en los encuentros contra el Betis y el Real Madrid (los dos últimos del técnico argentino al frente del equipo). Hasta ese momento, Sisto había tenido un papel relevante en las alineaciones del Celta. Fue titular en los seis primeros partidos y disputó 45 minutos frente al Valencia y el Sevilla en el Sánchez Pizjuán, en este último encuentro también como titular.

Desde entonces su participación en la vida competitiva del equipo celeste ha sido prácticamente testimonial: 16 minutos frente al Deportivo Alavés y 9 contra el Eibar antes de ser descartado por Mohamed para los duelos frente al Betis y el Real Madrid.

Con Miguel Cardoso las cosas no le han ido mejor. Disputó 4 minutos contra la Real Sociedad en Anoeta, fue descartado por el técnico luso para el partido en Balaídos contra el Huesca y vivió desde el banquillo, sin minutos, el triunfo frente al Villarreal en el Estadio de la Cerámica. Cardoso ha utilizado posteriormente a Sisto en dos encuentros, siempre como revulsivo, en el empate sin goles firmado en casa frente al Leganés y en el último compromiso liguero en el Camp Nou, donde disputó 14 minutos en sustitución de Boufal en su partido cien como celeste.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook