El entrenador del Celta, Miguel Cardoso, señaló el mal primer tiempo de su equipo como una de las claves de la derrota de su equipo contra el Barcelona en el Camp Nou (2-0).

"Vivimos un inicio de partido difícil, en el que no tuvimos la serenidad en el plan de juego y el Barça ha jugado de un modo que no queríamos. No fuimos capaces de ejecutar bien el plan de juego", analizó en la rueda de prensa posterior al encuentro el preparador portugués.

Pese al mal inicio, Cardoso elogió la reacción de sus jugadores tras la reanudación: "En la segunda mitad controlamos más el partido".

Preguntado por las pocas ocasiones que ha generado el Celta, apuntó que es importante "finalizar las jugadas, pero hay que saber muy bien cuándo encontrar el momento" ante un rival como el Barça.

El entrenador del Celta insistió en que "es importante que comprendamos contra quién hemos jugado hoy. Nos hemos visto superados al principio. No ejecutamos bien nuestra idea. Perder balones era un error claro, jugar por el medio también. Necesitábamos bandas. Todo esto nos ha condicionado en la primera parte. En el segundo, después de la charla en el vestuario, hemos variado el enfoque y hemos mejorado. Hemos intentado jugar, dominar el partido, llegar a la portería contraria... Hemos encontrado momentos para ir por fuera o por dentro", expresó.

Miguel Cardoso, a pesar del resultado, se mostró satisfecho con sus pupilos: "Quitando los primeros 20 minutos, creo que hemos demostrado de la personalidad que queremos para este equipo. Le hemos jugado de tú a tú al Barcelona", dijo sin querer a valorar el posible penalti favorable a su equipo: "No lo voy a comentar. Es algo que no puedo controlar", aseguró.

Sobre Maxi Gómez aseguró que "es un jugador muy importante para nosotros. Es nuestro único punta. Iago es otro tipo de delantero. Maxi es un jugador que nos ayuda mucho. No sólo con goles. Siempre lo da todo. Los goles llegarán, seguro".