21 de diciembre de 2018
21.12.2018

Cardoso, contra la maldición de Valverde

El luso intentará convertirse mañana en el primer entrenador del Celta en vencer en LaLiga al cacereño - El "Txingurri" ha derrotado a los celestes con siete técnicos distintos a los largo de los últimos 15 años

21.12.2018 | 02:03
Cardoso charla con sus ayudantes durante el entrenamiento de ayer en Balaídos. //Marta G. Brea

Miguel Cardoso afronta mañana un doble desafío en el Camp Nou. El preparador luso se propone poner una pica en un escenario históricamente casi inasequible para el Celta en LaLiga y tendrá que hacerlo frente a Ernesto Valverde, el Txingurri, un técnico al que el conjunto vigués nunca ha conseguido ganar. Los números son concluyentes. A lo largo de más de tres lustros, el Celta se ha enfrentado el entrenador cacereño en 15 ocasiones con un desalentador balance de diez derrotas y cinco empates, esto, es 5 puntos de 45 posibles.

Desde que se inició en los banquillos, Valverde se ha enfrentado al conjunto vigués con cuatro equipos diferentes: Athletic (en dos etapas distintas), Espanyol, Valencia y Barcelona y ha dado cuenta de hasta siete diferentes técnicos célticos: Miguel Ángel Lotina, Rafa Sáez (en tándem con Moncho Carnero), Fernando Vázquez, Paco Herrera, Luis Enrique Martínez, Eduardo Berizzo y Juan Carlos Unzué. En su etapa al frente del Villarreal, al que llegó a finales de la temporada 2008-09 y dejó a mediados del curso siguiente, el Txingurri y el Celta no llegaron a enfrentarse al encontrarse el cuadro celeste en Segunda División.

Los duelos entre Ernesto Valverde y el Celta se iniciaron en el curso 2003-04, con el equipo vigués (que descendería al final de esa temporada) disputando la Liga de Campeones. El preparador debutaba ese año como primer técnico con el Athletic Club, cuyo banquillo alcanzó tras entrenar al filial rojiblanco y ejercer luego como segundo de Txetxu Rojo. Su primer enfrentamiento con los celestes se produjo el 23 de noviembre de 2003 en Balaídos. Los leones se impusieron por 0-2 al conjunto que dirigía Miguel Ángel Lotina con goles de La Cruz e Iraola.

En la segunda vuelta, en San Mamés, Rafa Sáez y Moncho Carnero, el tándem técnico improvisado por el club para intentar salvar al equipo tras la destitución de Lotina y la dimisión de Radomir Antic, rebañó en un buen partido un esperanzador empate sin goles que infelizmente no bastaría luego para eludir el descenso de categoría.

Ernesto Valverde y el Celta no volvieron a verse las caras hasta el curso 2006-07, con el equipo celeste en Europa tras un triunfal retorno con Fernando Vázquez a la máxima categoría y el cacereño al frente del banquillo del Espanyol. El Txingurri se impuso al técnico compostelano en los dos encuentros disputados aquella temporada: 2-1 en Montjuic (goles de Moisés Hurtado y Jonatas para los pericos y Canobbio por los celestes); y 0-2 en Balaídos (tantos de Luis García y Walter Pandiani).

Durante casi seis años el Celta no volvió a competir contra Ernesto Valverde. Ambos volvieron a coincidir en el curso 2012-13 con Paco Herrera a cargo del banquillo de Balaídos y el cacereño al frente del Valencia, cuya dirección asumió tras el despido de Mauricio Pellegrino. Los valencianistas arrancaron un triunfo agónico con un gol del paraguayo Nelson Valdez en el minuto 89 de partido. Aquella derrota sentenció prácticamente a Herrera, que fue destituido en la siguiente jornada tras perder en Getafe.

De nuevo en el Athletic, Valverde prosiguió su exitosa racha frente al Celta, primero ante Luis Enrique, el técnico que luego le precedería al frente del banquillo del Barça, y más tarde frente a Eduardo Berizzo.

El Txingurri se impuso al asturiano en la inauguración de San Mamés (3-2, goles de San José, Beñat e Iraola por los leones y de Charles, que falló un penalti, y Santi Mina por los célticos) y arrancó un empate sin goles en el duelo de la segunda vuelta en Balaídos.

Frente al Celta de Berizzo, el cacereño presenta, mientras, un exitoso balance de cinco victorias y un empate en seis compromisos ligueros. El argentino debutó frente al Athletic con un empate en San Mamés (1-1, goles de Aduriz, de penalti, y Nolito) y perdió los cinco siguientes enfrentamientos. La racha se inició ese mismo curso en Balaídos (1-2, tantos de Aduriz, de nuevo de penalti, San José y Larrivey) y se prolongó en las dos temporadas siguientes. En la campaña 2015-16, el Athletic se impuso en Balaídos gracias a un solitario tanto de Raúl García y obtuvo posteriormente un polémico triunfo en San Mamés (2-1), de nuevo con protagonismo goleador de Aduriz y Raúl García (Orellana anotó por los celestes) en un duelo marcado por la controvertida expulsión de Gustavo Cabral a cinco minutos del descanso.

La siguiente campaña también resultó desfavorable a los intereses de los celestes, que cayeron derrotados en San Mamés, de nuevo con penalti (a Iñaki Williams) y expulsión (en este caso de Roncaglia). Fue sin duda la más cruel de las derrotas sufridas antes los de Valverde, pues el Celta (que se adelantó con un gol de Aspas) perdió en un fatídico final de partido después de bailar al Athletic durante 80 minutos en los que dilapidó un mano a mano con el portero y estrelló dos balones contra la madera. Aduriz, que transformó el penalti, y otra vez San José firmaron la sentencia de los celestes. En la segunda vuelta, en Balaídos, no hubo color. Los leones golearon (0-3) con tantos de Raúl García, por partida doble, y Mikel Rico.

El último de los entrenadores del Celta en medirse a Ernesto Valverde fue Juan Carlos Unzué, el pasado curso, ya con el cacereño al frente del banquillo del Barça. Ambos encuentros concluyeron con empate a dos goles. Aspas, Maxi, Messi y Luis Suárez firmaron los del Camp Nou y el moañés, Jonny, Dembelé y Paco Alcácer marcaron en Balaídos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook