29 de octubre de 2018
29.10.2018

Balaídos: el escenario adecuado para el rematador céltico más brillante

29.10.2018 | 01:45

Iago Aspas comentaba, tras obtener el triplete ante el Eibar, que jugar en Balaídos suponía un incentivo más para él, que ama su profesión, por lo que ante sus incondicionales le resulta mucho más sencillo desplegar todo el talento que atesora y que le convierte en uno de los mejores goleadores de la historia del Celta. Los números que registra como rematador corroboran sus sensaciones de que como en casa no hay nada igual. El céltico ha sumado en el estadio vigués 41 de los 75 goles que acumula en la máxima categoría, donde persigue el tercer Trofeo Zarra consecutivo como mejor goleador español de LaLiga.

Después de alcanzar las cuatro decenas de goles en Balaídos, Aspas va ampliando su ventaja de mejor artillero céltico como local, después de superar a otros dos ídolos de la afición del Celta como Alexander Mostovoi y Vlado Gudelj. El ruso anotó 37 goles ante sus seguidores, por 36 del serbo-bosnio. Así, resulta ya habitual que el estadio vigués acoja como sintonía del "Aspas on fire" que entonan los aficionados.

Además del número de goles, Aspas exhibe una gran riqueza de recursos técnicos. En lo que va de campeonato, suma dos tantos de cabeza (Atlético de Madrid y Sevilla), uno de falta directa (Girona) y cinco con la izquierda, su pierna buena (dos al Valladolid y tres al Eibar). El sábado, en el primero y en el segundo, recurrió a dos deliciosos toques en largo para superar por arriba al portero del conjunto armero. Seis de esos ocho goles que le han elevado a la primera plaza de goleadores del campeonato español fueron en Balaídos, para alegría de sus seguidores.

Según Afouteza e Corazón, el goleador moañés ha marcado en 48 partidos oficiales en Balaídos, con una sola derrota en contra para el Celta. De ahí que los goles de Aspas tengan tanta importancia para el celtismo. El único tropiezo fue frente al Real Madrid (1-2, en 2013). El resto de duelos registraron el siguiente balance: 37 victorias para los célticos y 9 empates.

Con 31 años de edad, el moañés vive su esplendor deportivo, pues en la siguiente temporada mejora los excelentes registros de la anterior. En la máxima categoría con el Celta arrancó con 12 tantos (2012-13), continuó con 14, después 19 y 22 el curso pasado. En este ya acumula 8, su mejor balance en las diez primeras jornadas de Liga. Cuatro llevaba el curso pasado a estas alturas del campeonato, por 6 en las temporadas 16/17 y 15/16. En la 12/13 sumó solamente tres para acabar con una docena.

Y octubre es el mes más fructífero de Aspas, con 27 de los 125 goles oficiales que ha anotado a lo largo de su carrera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas