04 de agosto de 2018
04.08.2018

Las lesiones ralentizan la preparación

Maxi Gómez, con un esguince de rodilla que arrastra desde el Mundial, se une a un parte de bajas en el que también aparecen Rubén Blanco, Okay Yokuslu y Boufal, mientras que Emre Mor acumula diversas molestias

04.08.2018 | 02:32
Maxi Gómez, con el parche que cubre la zona dañada de su rodilla derecha, en Peinador, antes de viajar a Inglaterra. // José Lores

Cuatro futbolistas del Celta se encuentran de baja por distintos problemas físicos. El último en añadirse a la lista de lesionados es Maxi Gómez. El internacional uruguayo arrastra un esguince de rodilla desde el pasado Mundial de Rusia y los médicos calculan que hasta la próxima semana no podrá recibir el alta. Rubén Blanco, Okay Yokuslu y Sofiane Boufal no pudieron viajar a Inglaterra y continúan con el proceso de recuperación en Vigo. Además, Emre Mor también ha sufrido varios percances físicos en esta pretemporada. Por ello, las lesiones suponen un contratiempo para el técnico Antonio Mohamed en su plan de aprovechar la pretemporada para ensamblar un once con el que ser competitivos en el inicio de LaLiga, el 18 de agosto, ante el Espanyol. De los jugadores de baja, el guardameta Rubén Blanco y el mediocentro Okay Yokuslu son ahora mismo los que cuentan con menos posibilidades de comenzar LaLiga.

El Celta anunció ayer desde Southampton, antes de viajar a Londres para enfrentarse esta tarde al Fulham, en el amistoso con el que los de Mohamed cierran la gira por Inglaterra, que Maxi Gómez sufre un esguince en el ligamento lateral interno de la rodilla derecha. Según los médicos del equipo vigués, el uruguayo arrastra esta lesión desde hace casi un mes. En el parte médico se señala que la misma se la produjo el 6 de julio, durante el partido que enfrentó a su selección contra Francia, correspondiente a la Copa del Mundo celebrada en Rusia. Ese día, el equipo charrúa cayó eliminado ante la que se proclamaría campeona del Mundial. A continuación, el céltico regresó a su país y se marchó de vacaciones. El pasado lunes, 30 de julio, Maxi se incorporó al Celta. Ese día pasó reconocimiento médico en la clínica de A Sede de Príncipe. Entonces, el club anunció: "[Maxi] ha vuelto de sus vacaciones en una gran condición física, se ejercitó al margen con el objetivo de alcanzar el ritmo de sus compañeros cuanto antes".

Sin embargo, al día siguiente apareció con un llamativo parche en la rodilla derecha en la terminal de Peinador, desde donde el equipo vigués emprendió viaje a tierras inglesas. El uruguayo no participó en el amistoso contra el Fulham, disputado el pasado miércoles. Dos días después, el club anunciaba su lesión en la rodilla que retrasará todavía más su puesta a punto. Además, el delantero sigue siendo objeto de deseo de varios clubes europeos y el Celta se muestra dispuesto a escuchar ofertas económicas que se aproximen a los 50 millones de euros de su cláusula de rescisión del contrato.

Esta tarde tampoco podrá verse al internacional charrúa con la nueva indumentaria celeste. Si no se producen novedades en los próximos días sobre su futuro, Maxi Gómez volverá a los entrenamientos la próxima semana para comenzar a preparar el Memorial Quinocho, que el Celta disputará ante el Mainz el 11 de agosto en Balaídos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL CELTA, EN CIFRAS

Celta de Vigo

Toda la información sobre tu equipo

Consulta aquí el calendario, las estadísticas, los jugadores, el resultado de los partidos, los directos... Todo a tu alcance


plantilla del Celta

El Celta, uno a uno

Consulta aquí la plantilla del cuadro celeste: un repaso a todos los jugadores del Celta y a sus estadísticas personalizadas


Enlaces recomendados: Premios Cine