07 de mayo de 2018
07.05.2018

A la altura de Catanha y de Amarildo

Maxi Gómez iguala a los dos brasileños como mejor goleador debutante del Celta tras anotar su decimosexto gol de LaLiga ante el Deportivo

07.05.2018 | 11:26
Maxi Gómez celebra un gol con el Celta en Balaídos. // Ricardo Grobas

Maxi Gómez está haciendo historia como goleador del Celta. El uruguayo se ha situado a la altura de artilleros de la importancia en la entidad celeste de Henrique Guedes da Silva, Catanha, y Amarildo Souza, quienes hasta el pasado sábado aparecían como los mejores rematadores debutantes del equipo vigués en la máxima categoría. El charrúa anotó el sábado su decimosexto gol de la temporada. Con ese número de remates certeros acabaron también Amarildo y Catanha en los cursos 1988-89 y 2000-01, respectivamente. A Maxi Gómez aún le restan dos partidos para superar esa cifra de 16 tantos y convertirse en el debutante más goleador del Celta. A pesar de su juventud (21 años), Maxi está acostumbrado a superarse día a día desde que debutase en la liga uruguaya con Defensor Sporting.

El Celta no necesitó realizar una gran inversión para hacerse con los servicios de un artillero con números de otro tiempo y una de las revelaciones de LaLiga. Unos 4 millones de euros pagó por el 80 por ciento de los derechos federativos del futbolista de Paysandú, que en su estreno en España incluso puede mejorar a su ídolo y paisano Luis Suárez. El delantero del Barcelona obtuvo 16 tantos en su primer año en el Camp Nou. En la última década, solo Cristiano Ronaldo y Falcao han superado la puesta en escena en España del céltico. El portugués cerró su primer curso en el Real Madrid con 26 goles, por los 24 del colombiano del Atlético de Madrid. Ibrahimovic o Bale, estrellas planetarias, no pudieron superar la cifra que ahora posee el céltico. El sueco igualó en el Barça la producción de Maxi en el Celta y el galés se quedó a un gol del registro de ambos.

En el ámbito doméstico, Maxi Gómez ya ha alcanzado a Catanha y a Amarildo. El delantero uruguayo dispone de los partidos ante el Real Madrid en el Bernabéu y el Levante en Balaídos para liderar en solitario esa lista de los debutantes más goleadores del Celta.

Nadie esperaba su eclosión como uno de los mejores artilleros de LaLiga. Por el contrario, la producción goleadora de Catanha era prevista después de que el equipo celeste invirtiese 14 millones de euros (2.400 millones de pesetas) por el futbolista que deslumbró en el Málaga. El hispano-brasileño sigue siendo el fichaje más caro de la historia celeste. Solamente Emre Mor se acerca a ese desembolso, después de los 13 millones que abonaron desde Vigo al Borussia Dortmund por el joven atacante turco el verano pasado.

Amarildo, por su parte, fue una operación económica muy rentable para los de Balaídos. El brasileño llegó a Vigo para suplir a su compatriota Baltazar María de Morais Júnior, que se había ido al Atlético de Madrid. Los célticos pagaron 360.000 euros (60 millones de pesetas) al Internacional de Porto Alegre por un delantero de gran porte, con un físico parecido al de Maxi Gómez. El brasileño marcó 16 goles en los 34 partidos que disputó en la temporada 1988-89. El celtismo no olvida su doblete al Real Madrid invicto de Capello. Un año después, Amarildo se marchaba al Lazio, después de que el equipo italiano abonase 1,5 millones de euros. Fue un negocio redondo para la directiva céltica de la época.

El uruguayo Maxi llegó a Vigo como segundo delantero centro, como alternativa a John Guidetti. El sueco se lesionó en la pretemporada y solo aguantó en la suplencia hasta diciembre, que se marchó al Alavés. El internacional escandinavo no podía competir con un futbolista que en los cinco primeros partidos de Liga sumó cinco goles. En ese arranque de campeonato, el futbolista charrúa dejaba constancia también de su poder en el juego aéreo.

El ariete de Paysandú ya ha superado a debutantes del Celta como Nolito (14 goles), Lubo Penev (14), Savo Milosevic (14), Agustín Jarabo (14), Baiano (13), Del Pino (13), Charles Dias (12) y Iago Aspas (12), según los datos publicados por Afouteza e Corazón (@AfoutezaRCCelta).

Además, Maxi Gómez mantiene un interesante pulso con su paisano Christian Stuani por el título honorífico de mejor rematador de cabeza de LaLiga. Ambos contabilizan 9 goles con la testa en este campeonato. Para Maxi suponen el 56,25 por ciento de sus goles totales. Y en esos remates ha mostrado un variadísimo catálogo. El último de esos aciertos fue con la coronilla y de espaldas a la portería, ganándole la acción a Rubén, portero del Deportivo.

Su noveno tanto de testa le convierte, junto a Stuani, en el máximo goleador de cabeza de las grandes ligas europeas. El francés Nolan Roux, del Metz, contabiliza 8 tantos, los mismos que el italiano Leonardo Pavoletti, delantero del Cagliari.

Destacan asimismo los números de Maxi Gómez como joven promesa. En lo que va de siglo XXI no ha habido en LaLiga otro menor de 22 años con tal cantidad de goles. En esta clasificación le sigue el excéltico Santi Mina, con 12 tantos. El internacional español Diego Costa no pasó a esa edad de los 5 tantos en una temporada, uno más que David Silva con los mismos años que el uruguayo del Celta. Su premio ha sido la titularidad indiscutible en el equipo de Unzué y su debut con la selección charrúa, con la que acudirá al Mundial de Rusia. Allí competirá por la titularidad con Luis Suárez y Edinson Cavani.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

EL CELTA, EN CIFRAS

Celta de Vigo

Toda la información sobre tu equipo

Consulta aquí el calendario, las estadísticas, los jugadores, el resultado de los partidos, los directos... Todo a tu alcance


plantilla del Celta

El Celta, uno a uno

Consulta aquí la plantilla del cuadro celeste: un repaso a todos los jugadores del Celta y a sus estadísticas personalizadas


Enlaces recomendados: Premios Cine