06 de abril de 2018
06.04.2018

Pablo Hernández, el "Tucu": "El partido contra el Sevilla marcará nuestra pelea"

El internacional chileno admite que "por razones que se me escapan" no ha jugado tanto "como desearía"

06.04.2018 | 04:55
Pablo Hernández, el "Tucu", ayer en A Madroa. // Alba Villar

Pedro Pablo Hernández, el "Tucu" tiene al Sevilla en el punto de mira. El centrocampista celeste reconoce que las opciones de meterse en la pelea por Europa pasan necesariamente por derrotar mañana en Balaídos al conjunto de Vicenzo Montella para afrontar con opciones de éxito el espinoso final de campeonato que aguarda al equipo. "Tenemos la confianza de lograr una victoria que nos encamine adonde todos desamos", destaca.

-¿Qué importancia le da al próximo partido ante el Sevilla? ¿Es el último tren para engancharse a la pelea por Europa?

-Sin duda éste va a ser el partido que nos va a marcar nuestra pelea, dónde vamos a estar. Nuestro objetivo siempre ha sido pelear por un puesto en Europa, pero los altibajos que hemos tenido no nos han permitido alcanzar el lugar en el que pensábamos estar, entre los seis o siete primeros. Este partido es decisivo. Los rivales están fuertes y sobre todo se hacen fuertes en casa por eso es fundamental ganar estos tres puntos para afrontar lo que viene luego. No será fácil, un equipo que está jugando en Champions no es cualquier cosa.

-Europa se ha encarecido. La séptima plaza podría no bastar para ir Europa, si el Sevilla no queda entre los seis primeros y ahora mismo es séptimo. Imagino que habrá que ganarle este partido y luego desearle lo mejor.

-Así son las cosas. Hay una cantidad de puntos bastante importante para clasificarnos, sobre todo pensando en los rivales a los que nos tenemos que enfrentar. Prácticamente necesitamos hacer ocho partidos perfectos para que se den los resultados y podamos estar entre los seis mejores.

-¿Han echado cuentas de cuántos puntos pueden hacer falta?

-No hemos hecho la cuenta, pero sabemos los rivales que nos tocan. Seis de los ocho partidos los jugamos ante los seis primeros.

-Y otros dos ante rivales que se están jugando la vida y tampoco se lo van a poner fácil.

-Claro, y uno de ellos el derbi, que siempre es un partido diferente, en el que nunca se sabe qué puede pasar.

-Lo mejor es que cinco de estos ocho partidos los van a jugar en Balaídos, donde el Celta no pierde desde el mes de diciembre.

-Sí. Es una oportunidad linda. Después de este partido vamos al campo del Leganés y luego tenemos dos seguidos como local contra equipos muy fuertes, pero nosotros en casa los podemos hacer. Tenemos la confianza de lograr estos tres puntos contra el Sevilla y que esta victoria nos pueda encaminar a lo que todos deseamos. Perder sería un golpe muy duro por lo ilusionados que estábamos y por el deseo que todos tenemos de volver a Europa.

-¿Puede afectar negativamente al Sevilla la reciente derrota en la eliminatoria de Champions contra el Bayern de Múnich?

-Hay varios factores a considerar. Pierden en casa contra un rival muy fuerte y es un golpe duro. Aparte del golpe anímico, solo tienen tres días para recuperarse. Nosotros tenemos que intentar aprovechar eso. Marcar el ritmo y tratar de mantener la intensidad para generar oportunidades y aprovechar las que se nos presenten.

-Pensando que cinco de los ocho partidos que quedan se jugarán en casa, ¿qué papel puede desempeñar la afición en el rendimiento final del equipo?

-La afición es muy importante para nosotros porque nos dan ese aliento que siempre nos despierta y que nos hace falta. Necesitamos de ellos, que hagan que el rival se sienta incómodo.

-Después del descontento de un sector de la grada con el último empate ante el colista, ganar al Sevilla sería un buen modo hacer ver a la gente que siguen ahí y necesitan su ayuda.

-Sin duda. En el último partido, contra el colista, no estuvimos muy acertados. En San Mamés hemos podido conseguir un punto importante en un estadio difícil, pero hemos dejado pasar muchas oportunidades. Pero debemos perseverar. Ahora tenemos una buena opción para lograr los tres puntos y volver a meternos de lleno en lo que todos deseamos. Queremos repetir es gustito que sentimos el año que fuimos a Europa.

-¿Ve al Sevilla muy cambiado con respecto a estos últimos años?

-No vamos a negar que el Sevilla tiene una plantilla muy fuerte, muy buena, con mucha calidad. Pero cuando te enfrentas a ellos sabes para lo que estás. Un rival que juega que está en los cuartos de final de la Champions no es poca cosa y para ganarle sabes que tienes que rendir el máximo, pero también te da una motivación extra. Es una buena prueba para nosotros.

-Vuelve Nolito a Balaídos. ¿Ha hablado con él en estos días?

-No hemos hablado. Cuando un compañero se va tienes pocas oportunidades de conversar. Él sabe que se le va a recibir bien, pero ahora somos rivales y la verdad es que pensamos más en cómo podemos ganar el partido que en su vuelta.

-¿Le sorprende su suplencia en el Sevilla? ¿Es un problema de baja forma o de competencia?

-Creo que es más bien lo segundo. Nolito es un gran jugador, pero el Sevilla es un equipo lleno de grandes jugadores y el técnico solo puede poner a once, así que la competencia es muy grande.

-En lo personal, ¿qué balance hace de cómo le va la temporada?

-Pues no tan bien como pensaba. Por razones que se me escapan, no he jugado tanto como desearía. Pero ha sido un año difícil para todos, no solo para mí.

-Su primer año tampoco fue fácil pero siempre tuvo la confianza de Berizzo. ¿Le está costando ganarse la confianza de Unzué?

-No creo que sea eso. Como vos decís, el primer año fue difícil pero ya van cuatro años en los que creo que uno se ha ganado un sitio en el equipo. Hemos logrado cosas importantes para el club y la verdad es que uno siempre trata de dar lo mejor y de hacer lo máximo para jugar, que es lo que yo más quiero. Uno desea tanto estar ahí, entre los once, pero al final es cosa del técnico y él verá cuál es el motivo, que imagino que será poner a jugadores diferentes ante rivales diferentes. Yo sigo trabajando de la misma manera. Quiero jugar los ocho partidos que quedan sabiendo que tengo cuatro amarillas y una más me complicaría. Pero gracias a Dios estoy terminando el año bien, sin lesiones, y el tema de la selección me da un plus. Todas esas cosas van sumando y al final del campeonato son los detalles que marcan la carrera de un jugador.

-Tiene contrato hasta 2020. ¿ Se ve cumpliéndolo?

-La verdad es que estoy a disposición del Celta. El club verá lo que cree conveniente para mí. Yo estoy tranquilo porque tengo un año más otro opcional, pero dependo de ellos. Si llega una oferta y el club la cree conveniente para el equipo, la aceptaré; si no, seguiré acá, que estoy a gusto. Me siento uno más de la ciudad. Tanto yo como mi familia somos felices en Vigo, pero el fútbol tiene estas cosas, un día estás acá y otro allá. Dependerá de la gente del club.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL CELTA, EN CIFRAS

Celta de Vigo

Toda la información sobre tu equipo

Consulta aquí el calendario, las estadísticas, los jugadores, el resultado de los partidos, los directos... Todo a tu alcance


plantilla del Celta

El Celta, uno a uno

Consulta aquí la plantilla del cuadro celeste: un repaso a todos los jugadores del Celta y a sus estadísticas personalizadas