15 de febrero de 2018
15.02.2018

El Celta pierde fuerza por la boca

El 42 por ciento de las 59 tarjetas amarillas de los célticos se produjeron por protestar, simular una falta o perder tiempo

15.02.2018 | 09:52
Undiano Mallenco amonesta a Rubén Blanco en Riazor. // Víctor Echave

La incontinencia verbal castiga duro al Celta. Uno de los equipos de LaLiga que menos faltas comete, se ve muy penalizado por los árbitros debido a su reiteración en las protestas, las pérdidas de tiempo o las simulaciones de faltas, como le ocurrió por enésima vez el domingo pasado a Maxi Gómez al caerse en el área del Espanyol sin motivos aparentes. De las 59 cartulinas amarillas que han visto los célticos en las primeras veintitrés jornadas del campeonato, 25 no han tenido nada que ver con el empleo de la dureza en el juego.

El equipo que entrena Juan Carlos Unzué se caracteriza por practicar un fútbol aseado, como demuestran las cifras sobre infracciones. El Celta ha cometido 263 faltas, una media de 11,4 por encuentro. Ese registro sitúa a los célticos en la décimo séptima posición. Solamente tres equipos de LaLiga acumulan menos infracciones en el juego que el conjunto vigués: Barcelona, Real Madrid y Real Sociedad.

Sin embargo, esta "pulcritud" en el fútbol practicado por los de Unzué no se corresponde con el número de tarjetas amarillas que recibe. De hecho, en esta faceta, el Celta es el octavo más castigado del campeonato, al acumular 59 cartulinas amarillas y una roja, de las que solamente 9 se las mostraron en la primera mitad. Las otras 50 las vieron sus jugadores tras el descanso. De ellas, dos fueron tras concluir el encuentro.

Según @AfoutezaRCCelta, 38 de las tarjetas del equipo vigués llegaron por faltas (58 por ciento). El 42 por ciento restante (25 infracciones) se produjeron por otros motivos: 14 por protestas al árbitro, 6 por pérdidas de tiempo, 2 por encararse a los rivales, otras dos por simular penalti y una por la celebración de un gol.



Ante el Getafe, dos jugadores del conjunto celeste están apercibidos de sanción por acumulación de cartulinas amarillas: Gustavo Cabral y Maxi Gómez. El delantero uruguayo acumula nueve tarjetas, por lo que está a punto de cumplir el segundo partido de sanción. Por este motivo ya se perdió la visita a Las Palmas.

El atacante charrúa es un jugador con una gran incidencia en los partidos, pues es el cuarto de LaLiga que más faltas recibe (60). En este apartado solo le superan Borja García (80), Munir (76) y Jonathan Viera (60). El barcelonista Messi completa el quinteto, con 57 faltas recibidas.

Por otra parte, Maxi Gómez es el céltico que más faltas ha cometido, con 36, tres más que Pablo Hernández y cinco más que Jonny Otto, un defensa. A pesar de su posición como delantero, el internacional uruguayo pelea contra todas las defensas rivales, aunque en las últimas jornadas le están penalizando sus simulaciones de faltas en el área.

En cuanto al número de tarjetas amarillas, solamente Antunes, lateral izquierdo del Getafe, suma una más que Maxi Gómez. El portugués, de hecho, no podrá jugar el lunes contra el Celta, que recibe muchas sanciones económicas por las numerosas cartulinas que los árbitros les muestran por protestar. Su juego en cambio, es más aseado que lo que sale por su boca.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL CELTA, EN CIFRAS

Celta de Vigo

Toda la información sobre tu equipo

Consulta aquí el calendario, las estadísticas, los jugadores, el resultado de los partidos, los directos... Todo a tu alcance


plantilla del Celta

El Celta, uno a uno

Consulta aquí la plantilla del cuadro celeste: un repaso a todos los jugadores del Celta y a sus estadísticas personalizadas


Enlaces recomendados: Premios Cine