21 de enero de 2018
21.01.2018

Una oportunidad para elevar el listón

El Celta visita Anoeta, sin el lesionado Hernández, con la intención de sumar tres puntos que le aproximen a la zona europea

21.01.2018 | 03:19
Radoja, Brais Méndez, Hjulsager, Sergi Gómez (de espaldas), Mallo y Wass, ayer, durante el entrenamiento del Celta en Balaídos. // Alba Villar

El Celta no ha superado la novena posición en esta temporada. Después de sumar tres jornadas sin perder (triunfos ante el Deportivo y el Levante y empate contra el Real Madrid), al equipo de Juan Carlos Unzué se le presenta esta tarde en Anoeta (18:30 horas, Bein LaLiga) la posibilidad de elevar su listón y acercarse todavía más a los puestos europeos. Para ello, los célticos han de superar a una Real Sociedad que los malos resultados le han sumido en un estado de nerviosismo que incluso ha afectado a la estabilidad de su banquillo: se cuestiona la continuidad de Eusebio Sacristán, el técnico que devolvió al conjunto donostiarra a las competiciones europeas, donde continúa con vida. Peores síntomas presentan los txuri urdin en LaLiga, después de caer en la Copa ante el Lleida: suman dos derrotas seguidas y son, junto a Las Palmas, el equipo que más goles ha encajado en casa (21). Su decimoquinta posición ha generado mucha incertidumbre, de la que intentará aprovecharse un Celta que se presenta en un San Sebastián en fiestas, con su estadio en obras de remodelación y un rival sin piezas importantes como Zurutuza e Íñigo Martínez. Unzué, por su parte, pierde a Pablo, el Tucu, Hernández,con una sobrecarga muscular.

Apuntaba ayer Unzué que Celta y Real Sociedad son almas casi gemelas, los equipos que practican un estilo de juego más parecido en Primera División. El balón es la esencia de su fútbol. Los tiempos y los espacios, lo más preciado. Incluso habló el pamplonica de que disponen de jugadores de características similares. Puso como ejemplo al brasileño Willian José y al uruguayo Maxi Gómez, delanteros corpulentos y con gol (8 y 9 tantos, respectivamente), "que te aguantan el balón y te dan la pausa".

Juanmi y Aspas son los más atinados últimamente en este duelo vasco-gallego. Tres goles en otros tantos enfrentamientos ha conseguido el atacante realista contra el Celta. Aspas acumula cuatro tantos en los cinco últimos encuentros ante el equipo donostiarra.

Los parecidos entre blanquiazules y celestes incluso afectan a las estadísticas. El Celta es el que más puntos ha perdido (17) tras ponerse por delante en el marcador. La Real se sitúa segunda (15 puntos). Esa pequeña diferencia viene dada de la cita que ambos libraron en la primera vuelta, en el compromiso que abrió LaLiga en Balaídos.

En el estreno de Unzué en el banquillo celeste y como entrenador en la élite, el protagonismo fue para Maxi Gómez, otro debutante, que anotó dos goles. Pero su equipo no supo mantener la ventaja en el marcador y cedió los tres puntos que ahora quiere recuperar ante un rival que solo ha ganado uno de los ocho últimos partidos de Liga (3-1 al Sevilla). El domingo pasado se dejó los tres puntos ante un Barcelona que comenzó con un 2-0 adverso.

El Celta, por el contrario, suma dos victorias seguidas como visitante (ante Deportivo y Levante), con lo que ahora persigue una marca que estableció por última vez en 2006.

De la convocatoria de Unzué para este compromiso se han caído el portero Iván Villar, el atacante Andrew Hjulsager (pendiente de cesión) y el Tucu Hernández. El chileno se retiró con molestias musculares en el entrenamiento del viernes. Ayer no se recuperó de la elongación en el aductor izquierdo y Unzué le dio descanso.

El preparador navarro apostará para la cita de esta tarde con un once muy similar al que ganó ante el Levante con más fortuna que brillo. Rubén Blanco estará arropado posiblemente por el mismo cuarteto titular que jugó en el Ciutat de Valencia: Mallo y Jonny en las bandas, con Cabral y Roncaglia en el eje. No se descarta la presencia de Sergi Gómez en la pareja de centrales.

La ausencia del Tucu abre las puertas a que Unzué mezcle a sus dos pivotes, Radoja y Lobotka, con Wass por la banda derecha y Pione Sisto por la izquierda. La pareja de ataque también se mantendrá intacta, con Aspas y Maxi Gómez.

Además de Sergi, Jozabed, Brais Méndez e incluso Emre Mor cuentan también con opciones de entrar en el equipo titular. Nada está descartado para un Juan Carlos Unzué que en muchas ocasiones mueve piezas determinadas en función del rival.

Entre los convocados también aparece Robert Mazan, el joven lateral izquierdo eslovaco que se incorporó al Celta en este mercado de invierno y que todavía no ha debutado con la celeste.

Eusebio Sacristán, por su parte, apela a la "confianza" y a la "tranquilidad" para intentar salvar una comprometida situación ante su exequipo. En los seis enfrentamientos que ha protagonizado contra los célticos desde que abandonó Vigo, el vallisoletano acumula tres triunfos, un empate y dos derrotas.

La Real se presenta a esta cita sin dos piezas importantes: Íñigo Martínez, la referencia en el centro de la zaga, y Zurutuza, el centrocampista más dinámico. La otra baja es Carlos Martínez.

Llama la atención en San Sebastián la suplencia de Mikel Oyarzabal (ante el Sevilla y el Barcelona). La dinámica negativa del conjunto de Eusebio ha afectado al rendimiento del talentoso interior zurdo vasco. El preparador de La Seca, prefiere a Canales. Incluso al belga Januzaj. Preocupa la debilidad que últimamente muestra un equipo enfocado en el juego ofensivo.

Rulli continuará en la portería. Fijos también son los laterales, con la joven perla Álvaro Odriozola, por la banda derecha, y el luso-francés Kévin Rodrigues, por la izquierda. El excéltico Raúl Navas (pasó por el filial) y Diego Llorente ocuparán el centro de la defensa. Zubeldia ocupará la vacante de Zurutuza. Le acompañará Illarramendi, con Canales y Juanmi como volantes. Xabi Prieto se situará como enganche, cerca de Willian José, la referencia en el ataque del equipo donostiarra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook