01 de noviembre de 2017
01.11.2017

"Pape Cheikh", el tema

El músico vigués Kaixo ha compuesto una canción de trap dedicada al canterano

01.11.2017 | 01:58
Arriba, Pape en su despedida; al lado, Kaixo en plena actuación; abajo, dibujo elaborado como portada para el tema. // José Lores/Jorge Santomé

"Pape Cheikh" podrá escucharse a partir de este viernes en Spotify y otras plataformas digitales. El canterano celeste, traspasado este verano al Olympique de Lyon, se ha convertido en canción gracias a Roi Torres, Kaixo en la calle y el escenario. El músico vigués la soñaba cantada a coro en Balaídos, como el "John Guidetti" de Badpojken. En el futuro inmediato le corresponderá a la afición del Parc OL su interpretación.

"El deporte está cada vez más unido a la música urbana. Se complementan bien", explica Kaixo, que milita desde joven en el hip hop y conoce sus urdimbres. "En Estados Unidos suelen hacer temas con el nombre del jugador de basket que les inspira", detalla. Incluso figuras de la NBA, como Allen Iverson o Ron Artest, han realizado sus propias incursiones musicales, con fortuna dispar.

En su propagación mundial, la música urbana se ha adherido al fútbol. Paul Pogba o Benzema han protagonizado canciones. Pero no solo de estrellas se nutren los autores. "Últimamente han salido temas dedicados a jugadores que van a dar el salto o acaban de hacerlo", revela Kaixo.

El influjo es mutuo. "Las nuevas generaciones de futbolistas escuchan está musica" y Kaixo, que bebe de diversos géneros como la música electrónica o el newpunk, detalla estilos concretos que hacen furor en los vestuarios, como el trap y el afro trap.

Kaixo es además aficionado al Celta y de los habituales de Balaídos hasta su mudanza a Madrid, donde es el director artístico y la cabeza visible de ONovo, un sello discográfico que una multinacional del ramo le ha encomendado. Así que ha podido disfrutar muchas veces del "John Guidetti" que la afición entona cuando el sueco marca, entra en el campo o es sustituido. Su música no se parece a la de Badpojken, el grupo que decidió dedicarle una canción a su carismático compatriota. "Pero sí me sirvió de referencia el hecho que sonase en el estadio. Me imaginaba a Pape metiendo un gol, que se lo pusiesen y él se engorilara como se engorila Guidetti, que se llena de gloria. Quería escuchar eso, con esos graves", confiesa el vigués.

Todas estas líneas argumentales coincidieron en su decisión de escribir esta canción. Se decantó por Pape porque admira su esforzada historia de chiquillo africano en busca de un porvenir y porque descubrió que a Pape, igual que a la mayoría de sus compañeros de generación en la cantera céltica, "les flipa el rollo" de la música urbana. "Eso lo convertía en el nexo ideal. Es un filón como futbolista y le mola lo que hacemos".

Kaixo y Pape se conocen. Trabaron contacto a través de unos amigos comunes, los que poseen y regentan el estudio vigués de tatuajes Sputnik. El compositor y rapero reconoce que acudió con cierta prevención a su primer encuentro. "Hay futbolistas que están en un filial y se piensan que están de delanteros en el Manchester United". Tanto Pape como Diego Alende, que también se presentó a la comida, disiparon sus temores: "Me dieron superbuena 'vibra'. Con Diego he quedado a cenar alguna vez más. Es muy asiduo a los conciertos. Los dos me cayeron muy bien y vi todavía más claro hacer el tema. Lo hablé con Pape y le pareció una idea cojonuda".

Kaixo compuso la canción este verano, cuando Pape deslumbraba en los primeros amistosos de Unzué, dispuesto a hacerse ya importante con los mayores. "Pensamos que la iba a partir en Vigo", reconoce el músico, que ubica su "Pape Cheikh" en el trap: "Es un subgénero de hip hop, digamos que el rap más comercial y moderno, porque tiene que ver con la electrónica y sonidos vanguardistas, pero también el más callejero".

La letra tiene "chicha", anuncia. Rapea en inglés y castellano. Emplea códigos del mundillo: "Para dentro de dos años tengo el 'Rari', dime a ver"; el Ferrari, como metáfora del horizonte deseado. Abunda en simbologías, los "niños índigo" de la nueva era, elementos senegaleses... "El tema va de esfuerzo, 'soy la pantera negra', 'os voy a devorar'. En las barras, las estrofas, digo cómo es él, cómo va a jugar sus cartas, la furia, el dolor".

Pape ya ha escuchado el tema. "Le ha encantado y está muy ilusionado", anuncia Kaixo. El joven centrocampista arrastra problemas físicos desde su llegada al Olympique y todavía no ha podido debutar. Esperan que en febrero ya esté "más rodado". La idea es grabar un vídeo "potente" en Lyon. Se está negociando con las firmas patrocinadoras del jugador. Después ya será cosa de los hinchas franceses adoptarlo como himno y de Pape que se repita con frecuencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook