27 de abril de 2017
27.04.2017

Eduardo Berizzo: "Si no me siento valorado aquí me voy a mi casa"

El técnico argentino reconoce que las negociaciones para continuar están abiertas y que desea renovar por un año: "Mi ilusión de seguir aquí sigue intacta"

27.04.2017 | 02:36
Eduardo Berizzo: "Si no me siento valorado aquí me voy a mi casa"

El Celta afrontará el final de una temporada que ya es histórica, por su clasificación para una semifinal europea, con el futuro de su entrenador en el aire. Eduardo Berizzo anunció ayer que pospone hasta el final del curso la decisión sobre su vinculación contractual con el equipo vigués. Reconoce que mantiene abiertas las negociaciones con el club y que éstas sufren vaivenes y que se centran en aspectos deportivos y económicos, y anuncia que de renovar lo hará por un año, como viene ocurriendo desde que llegó a Vigo en el verano de 2014.

El futuro de Berizzo ocupó veinte de los veintisiete minutos de la rueda de prensa que el argentino ofreció ayer en A Madroa y en la que proclamó sus deseos de continuar al frente del equipo vigués siempre que el club apueste por un proyecto deportivo ambicioso.

"Lo escuchado hasta ahora sufre adelantos y retrocesos", dijo el preparador céltico al explicar las variaciones que se producen en las negociaciones que desde hace semanas mantiene con el club para la renovación de su contrato, que concluye el próximo mes de junio. "No estoy más dentro que fuera del Celta para la próxima temporada. Pongo los dos pies dentro en un instante o los saco. Yo quiero mi puesto de trabajo pero más quiero que el club siga creciendo. Deseo quedarme siempre y cuando me sienta cómodo y valorado", proclama.

Profundiza Berizzo sobre la idea de las conversaciones abiertas con los dirigentes del Celta: "En los aspectos deportivos y económicos vamos y venimos. A veces quiero una cosa yo, después me plantean otra. A veces mejoran en otra cosa. Todo forma parte de unas conversaciones".

Y habla de las coincidencias entre las partes: "Nuestro diseño de equipo tiene similitudes, con una inversión que va a suceder, pues todos imaginamos hacer un equipo mejor. Hay que centrar bien las posiciones, escoger muy bien a la gente. Eso en el plano deportivo. Y luego existe el aspecto contractual, que también es discutible", insiste.

Berizzo reitera sus deseos de prolongar su relación con Vigo, que nació durante su etapa como jugador del conjunto celeste. "Mis intenciones las tengo claras: son las de continuar aquí, siempre y cuando todo lo que escuche de la otra parte sea lo que necesito escuchar en el plano deportivo y contractual".

La caducidad inmediata de su contrato con el Celta dispara los rumores sobre posibles pretendientes para uno de los entrenadores de moda en España y en Europa tras las excelentes campañas que viene realizando el Celta en todas las competiciones que participa. Sin embargo, el argentino reitera que su primera opción es la de renovar por el club vigués. "El Celta tiene mi prioridad absoluta. Si no llegase a un acuerdo con el Celta me plantearía irme a mi casa y ahí escucharía o no algún interés ajeno. Pero no antes, por respeto, porque creo en esto verdaderamente y porque creo que después de tres años juntos debemos tener un cuidado extremo en las formas. Esa es mi posición. Yo siempre tengo intenciones, siempre y cuando todo lo que escuche me cierre".

Cuestión de prioridades

Las dudas que las declaraciones recientes del presidente céltico, Carlos Mouriño, han generado entre la afición no parecen afectar a un Berizzo que anula cualquier opción a la polémica: "Con 10 millones de euros [para fichajes] se pueden hacer muchas cosas o muy pocas, según cómo se utilicen y según el objetivo que quieras alcanzar,. Más que hablar de dinero tiene que ver con adónde vamos a apuntar. Cuando me preguntan por todas estas cuestiones, me pasa que no me gusta hablar del contenido de conversaciones privadas y mucho menos me gusta hablar de dinero. El dinero es una cosa que no me acomoda, que no me sienta bien. Soy una persona que prioriza otras cosas y no por eso quiero ganar menos. Le doy valor, porque el contrato habla de la valoración que tiene el club sobre ti, pero no exactamente en la cantidad sino en la valoración que hacen sobre ti. Luego sí podemos invertir muy bien ese dinero. Podemos construir un equipo incluso agregándole cosas mejores al que tenemos. Muchos futbolistas pueden ser mejorados, algunos van a centrar la atención de otros clubes y habrá que escoger muy bien el diseño de equipo en cuanto a salidas. De acuerdo a las salidas, tendremos que ver las llegadas, porque las salidas te obligan a firmar llegadas. Siempre imaginando quiénes somos".

El club ha renovado a futbolistas como Aspas y Hugo Mallo. Ahora está en negociaciones para mejorar y ampliar los acuerdos con jugadores como Radoja, Wass y Jonny, que despiertan gran interés en el mercado internacional de fichajes.

Aunque Berizzo había señalado que a finales de abril anunciaría la decisión sobre su futuro profesional, el técnico argentino desea ahora darse un plazo mayor. Cree que así evita alterar la vida de un club que se prepara para afrontar el doble enfrentamiento contra el Manchester United, del que saldrá uno de los finalistas de la Europa League. Si los célticos llegasen a la cita definitiva en Solna (Suecia), su entrenador señala que esperaría al cierre del curso para anunciar la decisión sobre su contrato. "Ni aunque tenga resuelto eso [la renovación], no quisiera que fuese la noticia de la semana que viene ni de la posterior. Les contaré si caigo para un lado o para otro, pero no antes de que la atención esté puesta en estas semifinales".

El presidente del club, en cambio, no ha tenido reparos en abrir el debate entre el celtismo tras anunciar la deslocalización del Celta con la construcción de un estadio y de una ciudad deportiva fuera de Vigo. Berizzo va de la mano de Carlos Mouriño en los planes de expansión que maneja el propietario del club. "Creo que [Mouriño] esperó lo suficiente para encontrar una solución que nunca obtuvo y llegó el momento de decirla. Será que agotó la vía de solución con el gobierno [de municipal de Vigo]".

Además del apoyo a Mouriño, el entrenador argentino considera que esta polémica pasó desapercibida en el vestuario céltico. "La conclusión es que nada nos afectó. Eso es una cosa muy buena de nuestro equipo. Todo el debate que pueda suscitar la construcción de una ciudad deportiva, de un estadio, que creo necesaria porque somos un equipo que tiene que expandir su patrimonio e infraestructura, no hizo que el equipo se desconcentrase. La atención, la concentración del equipo no se vio afectada por nada".

Con las negociaciones para la renovación de su contrato, sin embargo, no quiere correr riesgos y cree que en estos momentos es más importante la estabilidad del equipo: "No quiero ser un ingrediente más que colabore con esa desconcentración, ni lo voy a hacer si llego a un arreglo o no. Incluso la situación la postergaré por razones que tienen que ver con que quiero lo mejor deportivamente para el equipo, quiero toda su atención -la mía, la del equipo, la de los aficionados, la de los medios, la del club- puesta en estos partidos que vienen, que son determinantes. Pueden ser una cosa fantástica de vivir y no solamente de disfrutar por haber llegado. Yo tengo las intenciones de seguir superando etapas. Ojalá lleguemos a la final europea y postergue la decisión. Si tengo que postergarla por este motivo estaré muy agradecido. Eso no quiere decir que no llegue antes a una decisión final".

Respecto a las negociaciones con el club, Berizzo entiende que también se analiza en cuantas competiciones participará el equipo la temporada que viene. Si no repitiese en Europa, el argentino cree que debería reducir la plantilla actual de 25 futbolistas.

Sin comparaciones

"Me siento satisfecho con el desarrollo de mi conducción [del Celta]. A veces la valoración personal o laboral no puede ir de la mano de la económica. Pero yo me valoro desde otros puntos de vista. No quiero que la valoración de mi trabajo pase por lo económico, pero sí que lo económico determina cuánto te aprecian", incide Berizzo sobre las negociaciones para su renovación antes de añadir: "Yo jamás cotejaría una oferta del Celta con la de un equipo al que el Celta no puede equipararse. Eso es desventajoso, eso es plantearle una cosa al Celta que no puede hacer. La comparación de ofertas no la haré nunca. Si no me siento a gusto y valorado aquí me voy a mi casa. No saco ventajas de momentos. Hablo de puertas para adentro, cuido muchísimo mi lugar de trabajo y a quienes me rodean y quienes son hoy mis compañeros de trabajo y mi club. Sí puedo decir que tengo muchísimas intenciones de estar aquí, que mi ilusión de seguir siendo técnico del Celta sigue intacta, pero sí quiero que lo que venga me deje satisfecho, cómodo, valorado, ilusionado. Ningún equipo está en mi análisis. Nunca comparé ofertas, ni el año pasado ni actualmente. Mi intención es sentarme con el Celta y resolver lo que tenga que ver con el Celta y en esa conversación no hay comparaciones con terceros porque eso no se puede hacer".

Niega Berizzo contar con ofertas del Valencia o de la Federación Argentina para convertirse en su seleccionador: "No recibí ninguna llamada de la AFA. No tenía en ese momento libertad para escuchar al presidente de la federación porque tenía contrato con el Celta. Si estoy libre de trabajo no descarto ser seleccionador argentino a partir de junio", concluyó el entrenador del conjunto vigués.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL CELTA, EN CIFRAS

Celta de Vigo

Toda la información sobre tu equipo

Consulta aquí el calendario, las estadísticas, los jugadores, el resultado de los partidos, los directos... Todo a tu alcance


plantilla del Celta

El Celta, uno a uno

Consulta aquí la plantilla del cuadro celeste: un repaso a todos los jugadores del Celta y a sus estadísticas personalizadas