Borja Oubiña volvió ayer a Nyon para representar al Celta en el sorteo de los cuartos de final de la UEFA Europa League. El exfutbolista y portavoz de la secretaría técnica del equipo vigués calificó al Genk de "rival difícil", pero contra el que el conjunto vigués tendrá "opciones".

"Para nosotros es un placer estar aquí. Se trata de seguir compitiendo y pasar de ronda contra un rival difícil. Tenemos la experiencia de jugar contra un equipo belga y nos complicaron las cosas. Va a ser difícil. Pero competiremos y tendremos nuestras opciones. Es una eliminatoria abierta", comentó Oubiña.

Respecto al rival belga al que se medirá el Celta en la competición europea, señaló que se trata de "un equipo con muy buenos jugadores y joven. Ha tenido una evolución muy buena dentro de la Liga Europa, y la última eliminatoria la ha resuelto muy bien. Es un rival difícil con gente con mucho margen de progresión. Hay que competir".

El portavoz céltico en Nyon subrayó tras el sorteo que en el club se está "muy contento" por la temporada que está realizando el equipo: "A día de hoy es brillante y se trata de dar un pasito más. Esperemos llegar al siguiente nivel".

"El partido del domingo es muy importante para nosotros, es un derbi. Queremos seguir compitiendo bien. El equipo tiene dos cosas muy importantes: humildad y ambición. Como aficionado y como parte del club te quedas tranquilo", añadió.