La Policía Local de Lugo investiga las circunstancias de un joven de 29 años cuyo coche acabó semisumergido en el río Miño este domingo, y que luego se fue para su casa. El chico fue sometido a una prueba de alcoholemia, la cual dio resultado negativo.

Según fuentes de la investigación, sobre las 7 de la mañana de ayer se comprobó que había un coche en el cauce del Miño, muy próximo al puente romano, en la zona del camino viejo del lavadero.

Otra imagen del coche abandonado en el cauce del río Miño. Social Drive

El joven, según el relato de estas fuentes, se dirigió "voluntariamente" con el vehículo al río, aunque luego pudo "recapacitar" y, tras salir por la ventanilla del coche, se marchó a su casa.

Pese a todo, estas fuentes de la Policía Local constatan que siguen con la investigación y el miércoles se ha llamado a declarar al joven.