Revisando las convocatorias para participar en concursos de literatura considero que es loable la labor que viene desarrollando la Asociación de Escritoras en Lingua Galega; sobre todo en materia de la promoción de talleres de creación literaria. También merecen reconocimientos las convocatorias de instituciones privadas, que, en comunión con algunos ayuntamientos, promueven concursos en la provincia. Cabe destacar la del Premio de Narrativa Breve Repsol, Premio de novela Manuel García Barros, Concurso de Relato Breve de Terror en gallego de la biblioteca nodal, Premios Otero Pedrayo, Premio Xosé M. López Ardeiro promovido por el Ayuntamiento de Negreira, Certamen de Poesía promovido por el Concello de Carral, Premio de Ensayo Ramón Piñeiro, Premio de Poesía Gonzalo López Abente entre muchos otros.

En el sentido anterior, los talleres de lecto-escritura que se realizan en institutos y espacios culturales, fortalecen los esfuerzos creativos de muchas personas que están siendo aprovechados por páginas como Wattpad; esto demuestra que existe un potencial de personas que necesitan ser escuchadas porque todos en esencia somos contadores de historias de manera que con la orientación adecuada podremos establecer una relación creativa con los diferentes lenguajes de expresión artística.

Pienso que los niveles de participación pueden aumentar si las bases para acceder a concursos literarios se adecuan a las nuevas tecnologías como aceptar los envíos por internet, así como, impulsar los premios en metálico y por supuesto considerar el dar varios premios para diferentes lugares en un mismo concurso, de manera que se puede hacer una compilación con todas las propuestas; esto motivará más a los escritores noveles.

Finalmente, sería innovador que las producciones de dichos concursos puedan sistematizarse en un repositorio oficial de libre acceso (PDF-HTML) coordinado por la Xunta y enlazado con las bibliotecas con la intención de ofrecer a sus usuarios lecturas frescas y al alcance de todos.