¿Se acuerdan la llegada del coronavirus? ¿Se acuerdan del confinamiento?

¿Queremos proteger a los mas debiles, hasta que se encuentre una vacuna o aceptaremos que fallezcan prematuramente?

Parecia que habiamos derrotado al nuevo virus, pero no es cierto y seguimos estando rodeados de un gran peligro, tanto para la salud como la economia. Despues de los conocimientos adqueridos, el gran peligro somos todos pero principalmente los jovenes, para ellos, este virus es una gripilla, como hace meses se pronuncio el famoso Fernando Simon.

Su comportamiento por saltarse las reglas, significa una lucha a vida o muerte entre los mas debiles y enfermos cronicos. Los politicos han cometido errores, pero los contagios actuales se deben al comportamiento tanto de los jovenes como algunos mayores.

Tu, que has estado en un botellon o fiesta ilegal, sin respetar la distancia y sin mascarilla te puedes convertir en un portador mortal. Este virus es como una guadaña (Simbolo de la muerte) y puede segar la vida de tus seres mas queridos.

Tenemos que ser responsables con nosotros mismos, pero tambien con los demas.

Conocemos a los repartidores de las bombonas de butano y de las pizzas, pero no, a los del coronavirus y tu puedes ser uno de ellos.