A lo largo de las declaraciones hechas ante los tribunales del juicio 1-O, han dejado claro que la inacción de los Mossos era contraria a las disposiciones del Tribunal Constitucional, aunque ahora alguno ha dicho que no. El máximo responsable policial de parar el golpe, el coronel de la Guardia Civil Pérez de los Cobos, no dudó en explicar cómo los Mossos actuaron con notable deslealtad y, por omisión, permitieron el golpe a la Constitución española. Es cierto que aún queda mucho camino por recorrer en el juicio del 1-0 pero lo que parece claro, en las últimas horas, es que los abogados de la defensa se han empezado a poner nerviosos.