06 de septiembre de 2018
06.09.2018

Nuestra Real Vila de Baiona

06.09.2018 | 02:38

Analizando un poco cómo funciona el Ayuntamiento de Baiona, veremos que hay personas que están de acuerdo con su funcionamiento -aunque piensan que podía ser mejor-, y también hay detractores, personas que son como el perro del hortelano (ni comen ni dejan comer). Puedo estar de acuerdo en que a veces se podrían hacer más cosas, pero también depende del personal con el que cuenta, con la maquinaria idónea, etc.; que eso es muy importante, pero, aparte de la obras que viene haciendo el alcalde, hay una en especial que hace años se tenía que haber hecho: son los semáforos en los pasos de cebra del muelle, donde se encuentra la Carabela y el que está a la entrada del Parador. Ahora no tenemos aquellas ristras de viandantes cruzando los pasos de cebra sin importarles los conductores; se humanizó Marqués de Quintanar, con un mural en una facha muy bonito y otras muchas cosas; se acaba de inaugurar la biblioteca..., Ya me gustaría que en el Ayuntamiento de Nigrán ocurriese lo mismo, pero por desgracia no es así. Tenemos un alcalde que, tengo la impresión, se perdió en el río Miñor, con una marea de esas grandes y fue arrastrado hasta la desembocadura de la Foz... Y no supo regresar. Ni aun teniendo la Diputación en sus manos es capaz de ejecutar obras importantes.

Hay una obra faraónica pendiente de ejecutar. Ya en su momento lo había intentado Vázquez Almuiña siendo alcalde de Baiona, pero no pudo llevarla a cabo. Es el relleno del paseo, al cruzar el puente de A Ramallosa hacia Baiona, donde se encuentran las palmeras, ante los hundimientos constantes, el alcalde de la Vila mandó colocar una valla metálica para evitar que se lastimen los viandantes, a la espera de que nuestro Gobierno en Madrid tome en breve las medidas necesarias y no tengamos obstáculos, ni las bicicletas y ni los peatones.

Ahora mismo tenemos que ver en A Ramallosa cómo dejaron las piedras del paseo Torrente Ballester, detrás de la Capilla de San Campio, las carabanas y camiones, que estuvieron durante algunos días con la venta de productos. Alguna ya estaba rota del pasado año y ahora quedaron todas movidas, el césped desaparecido de pisotearlo, tanto por las personas como por las caravanas... No es que esté en desacuerdo con que se hagan cosas, sino de los sitios que se utilizan y la mala organización.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
S.P.
Lo malo del embrollo que ha montado la Xunta con la sede de la fundación...
MANUEL BRAGADO
Vigo contou cun gran teatro en 1832. Foi o que na Princesa inaugurou o rico comerciante Velázquez Moreno...
 

Calendario laboral y escolar 2018/2019

Calendario laboral 2018 en Galicia

Calendario Laboral 2018 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2018/2019 .