Conducir con chanclas es una tentación para muchos conductores, que pese a lo incómodo de la situación optan por no cambiarse el calzado representativo del verano a la hora de coger el coche.

Conducir en chanclas

En verano conviene revisar el vestuario antes de conducir Pexels

- Artículo 18.1. El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente en la conducción; así como cuidar la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados.

- Artículo 17.1. Los conductores deberán estar en todo momento en condiciones de controlar sus vehículos.

- Artículo 3.1. La conducción debe hacerse con la diligencia y precaución necesarias para evitar todo daño, propio o ajeno; y prohíbe terminantemente conducir de modo negligente o temerario.

¿En que se traduce todo esto? Que siempre que algún comportamiento contradiga estas indicaciones es susceptible de ser sancionada.

Así se considera que conducir en chanclas, con tacones o descalzo puede interferir en la libertad de movimientos del conductor o en su velocidad de reacción y podría multarse con hasta 80 euros. En cuanto a conducir sin camiseta, sucede algo similar, además de suponer un riesgo para el conductor en caso de accidente, ya que puede sufrir quemaduras a causa del cinturón o el airbag. La sanción puede llegar también a los 80 euros.

Si eres de los que prefiere bajar las ventanillas en lugar de poner el aire acondicionado, cuidado con sacar el brazo, la sanción también será de 80 euros.

Ni chanclas, ni música a todo volumen o tocar el claxon

Te multan por sacar el brazo por la ventanilla, tocar el claxon y llevar chanclas

Te multan por sacar el brazo por la ventanilla, tocar el claxon y llevar chanclas Pexels

Además, si lo que te gusta es la música en modo discoteca no te librarás de la multa si pasas por una zona considerada 'de descanso', como hospitales o centros residenciales. Las sanciones van desde 80 hasta 100 euros. Esta cantidad puede ascender a 2.400 euros si molestas y no dejas descansar reiteradamente.

Tampoco con el claxon, solo se debe usar ante un peligro inminente, nunca para saludar a unos amigos o, en el caso de los conductores ansiosos, para indicarle al coche de delante que el semáforo está en verde. Si lo haces también te pueden multar con 80 euros.

En este mismo rango se incluyen otros comportamientos como dar un beso o circular con el codo apoyado en la ventanilla, una actitud que puede interferir en la postura correcta para la conducción.

Beber agua o comer también puede suponer una sanción de hasta 100 euros.

Este tipo de comportamientos también se hace extensible a los copilotos que pueden recibir una multa por llevar los pies en el salpicadero.

Otras infracciones

Sí que también son infracciones expresamente tipificadas comportamientos como lanzar objetos que puedan provocar incendios, tales como colillas. Concretamente esta acción se pena con hasta 200 euros de multa y la retirada de 4 puntos del carné.

Te puede interesar:

Tampoco esperes a arrancar para buscar la ruta en el GPS porque puede costarte otros 200 euros y tres puntos del permiso de conducir.

Con el buen tiempo los conductores también deben convivir más con los ciclistas. Adelantarlos poniéndolos en peligro o entorpeciendo su circulación también conlleva una retirada de 4 puntos.