La polémica mansión californiana de Michael Jackson parecía estar maldita, después de 6 años en el mercado y numerosos cambios de precio no conseguía venderse, por eso sus propietarios, vencidos, decidieron retirar la icónica 'Neverland' del mercado.

La mansión es el sueño de todo millonario pero parecía estar maldita por la leyenda negra del cantante Jim Bartsch/Sycamore Valley Ranch

Fue entonces cuando Ronald Burkle, copropietario del equipo de Hockey Pittsburgh Penguins y cofundador de la firma de inversión Yucaipa, se puso en contacto con ellos tras descubrir las beldades del rancho de lujo tristemente célebre. Se hizo con él por 22 millones de euros, un precio irrisorio dadas sus cualidades, historia y dimensiones. El precio de salida de la propiedad en 2015 se fijó en 100 millones de euros, descendió a los 67 millones de dólares en 2017 y Neverland se rebajó nuevamente hasta los 31 millones de dólares en 2019.  Por lo que no se puede afirmar que la transacción haya resultado rentable.

Así es la mansión de Michael Jackson

El impresionante rancho 'Neverland', de Michael Jackson Jim Bartsch/Sycamore Valley Ranch

La firma de inversiones inmobiliarias Colony Capital es copropietaria del rancho desde 2008, cuando Michel Jackson dejó de pagar un préstamo por dificultades financieras y firmó un acuerdo con la empresa a cambio de 23 millones de dólares.

El cantante adquirió Neverland en 1987 por 19,5 millones y vivió allí durante más de 15 años

Te puede interesar:

Neverland cuenta con 1.300 hectáreas de terreno, que llegaron a contar con un zoo y parque de atracciones. Actualmente cuenta con 22 edificios, que incluyen una residencia principal al estilo normando, dos casas de huéspedes, un lago, una sala de cine de 50 asientos, un estudio de baile, graneros, instalaciones para el personal dos lagunas artificiales y una línea de ferrocarril con su propia estación.

La vivienda principal suma 1.110 m2 con seis dormitorios, piscina, zona de barbacoa, pistas de baloncesto y de tenis, y además, cuenta con dos casas para invitados de cuatro y dos dormitorios, respectivamente.