Ni Wallapop ni Milanuncios. En pleno 2021, todavía hay quien confía la suerte a la publicidad 'analógica' para vender sus aparatos tecnológicos. Es el caso de un anuncio colocado en una farola viguesa, cerca de la Praza da Independencia: un simple folio pegado con celo busca compradores para un televisor de 50 pulgadas.

La vendedora apunta un dato más: se trata de una "esmartibick" con resolución 4K; un simpático lapsus a la hora de escribir Smart TV fácilmente comprensible en este mundo digitalizado y 'anglofilizado' (sí, ya sabemos que la RAE tampoco contempla esta palabra pero ustedes me entienden, que de eso se trata) en el que vivimos.