Podía ocurrir y ojalá que no esté ocurriendo.

Los científicos de todo el mundo no han dejado un solo día de avisar sobre el riesgo de que las constantes mutaciones del coronavirus SARS-CoV-2 acaben dando lugar a una nueva variante que podría traer consecuencias importantes, e incluso catastróficas.

Por eso piden a gritos la vacunación del mundo entero, por eso tienen puesta la mirada en cualquier cambio que se produzca, y por eso acaban de lanzar una nueva e importante alerta sobre una variante aparecida en Sudáfrica que según sus propias y nada tranquilizadoras palabras: “marca un gran salto en la evolución".

Y la respuesta internacional ha sido inmediata.

La nueva variante apareció en Johannesburgo

La alarma arrancó cuando los científicos sudafricanos observaron un importante crecimiento de contagios en el centro económico del país.

La realidad actual, aunque cambia por horas, es que allí han identificado 22 casos positivos de esta nueva variante, y ya hay 2 casos en Japón y 4 en Botswana, todos aparentemente relacionados con personas que habían viajado a Sudáfrica.

Ahora, como es lógico, la gran preocupación mundial es saber si esta nueva variante afectará a la lucha contra el virus y si será capaz de limitar la efectividad de las vacunas.

Por eso hoy mismo se celebra una reunión entre los científicos sudafricanos y el equipo técnico de la Organización Mundial de la Salud, momento en el que muy probablemente le asignarán una nueva letra del alfabeto griego.

Una constelación de mutaciones muy inusual

Las palabras de los científicos resultan bastante preocupantes y ya existe un temor serio internacional.

Por ejemplo, el director de la Plataforma de Secuenciación de Investigación e Innovación de KwaZulu-Natal, Tulio de Oliveira, ha dicho:

Y explicó que esta variante, B1.1.529, tiene una «constelación de mutaciones muy inusual», con más de 30 mutaciones solo en la proteína de pico.

Además, hacen referencia a que en una zona estratégica para que el coronavirus infecte células humanas, la nueva variante tiene 10 mutaciones mientras que la variante Beta tiene tres y la variante Delta tiene dos.

Demasiadas similitudes con Beta y Lambda

Y por si esto fuera poco, comparte similitudes con las variantes Lambda y Beta, que están asociadas con una mayor evasión de la inmunidad.

De ahí la enorme preocupación. Y aunque los científicos aún no tienen claro cómo serán de efectivas las vacunas existentes contra la nueva variante…

Y si bien los casos de la nueva variante se concentran principalmente en el centro económico del país, particularmente en la capital, Pretoria, consideran que es «solo una cuestión de tiempo que el virus se propague por todo el país”.

En Sudáfrica ya nació la variante Beta

Sudáfrica no es nuevo en vivir el nacimiento de nuevas y preocupantes variantes.

Allí nació, en diciembre de 2020 la que entonces se llamó variante sudafricana, que más tarde se bautizó como Beta para evitar “culpar” a países concretos del origen de nuevas amenazas.

A los científicos les preocupa que esa variante Delta pudiera estar en el origen de la nueva variante. Y las primeras noticias de Botswana colaboran a aumentar la preocupación, ya que se ha informado de cuatro casos de la nueva variante, todos en personas que estaban completamente vacunadas